Las claves del Lille

El Lille es el equipo del momento en la Ligue 1. Transcurridas 17 jornadas, ha conseguido colocarse en cabeza del que probablemente sea el campeonato más igualado del año entre las grandes ligas europeas. Tiene a un punto al PSG, a 2 al Lyon, a 4 al Rennes, a 5 a Marsella y Brest… Incluso el Toulouse está a 7 puntos en 12º posición. Hay muchísimos equipos en un pañuelo, pero el Lille es un claro candidato al triunfo final, por eso está arriba tras casi medio campeonato.

Y ha llegado a lo alto por méritos propios, con un equipo bien trabajado y con un ataque demoledor, compuesto por el costamarfileño Gervinho, que ya el año pasado fue uno de los mejores jugadores del torneo, por el jovencísimo belga Eden Hazard, pretendido por Madrid, Barça y el resto de etcéteras de siempre; y el fichaje del año, Moussa Sow, francés de origen senegalés, quien en su primera temporada tras su periplo en el Rennes ha conseguido colocarse en lo más alto de la tabla de goleadores con 13 tantos, por delante de Nené, el brasileño del PSG –ex del Espanyol, Celta, Alavés y Mallorca-, que lleva 11. Sow está siendo la gran revelación de la temporada, ya que el año pasado en el Rennes tan solo anotó 3 goles en 23 encuentros. Pero parece que en Lille ha encontrado su sitio, desbancando a Tulio de Melo, quien esta temporada tan solo ha jugado 9 partidos de liga, en los que sólo ha anotado un gol.

Y si a estos nombres ofensivos les añadimos otros como el portero Landreau, los defensas Rami o Debuchy, centrocampistas como Mavuba o Cabaye y otros delanteros como Frau o el propio de Melo, hacen pensar que hay equipo de sobra como para dar el asalto definitivo a la Ligue 1. Evidentemente la tarea no es nada fácil.

Sus rivales

Enfrente deberían ser los de siempre, los que han dominado estos últimos años. Por supuesto el Marsella, actual campeón, que aunque sin Niang ha construido un buen equipo, con los fichajes de Remy, Gignac y Azpilicueta, éste último lesionado de gravedad. Con estos nombres y los ya conocidos Lucho González, Valbuena, Cheyrou o Heinze hay equipo de sobra para pelear el título.

De igual forma piensan en Lyon, donde el fichaje estelar de Gourcuff se ha unido a esa gran plantilla donde sobresalen nombres como Lisandro López, Gomis, Michel Bastos, Makoun, Pjanic, Lloris, Cris o Toulalan. Quieren recuperar el trono perdido estos dos últimos años, y todo hace pensar que van a pelear por ello.

Marsella y Lyon presentan las mejores plantillas, pero hay otro puñado de equipos con un buen plantel y mucha ilusión y ganas de hacer grandes cosas. En este grupo podrían entrar el renovado PSG de Nene, Hoarau, Giuly, Sakho o Makelele, que sueña con reverdecer viejos laureles. Y como no el Girondins, el más damnificado con las bajas de Chamakh y Gourcuff, pero que con hombres como Gouffran, Plasil, Modeste, Alou Diarra o Tremoulinas tiene derecho a soñar. Otros como el Rennes o el Montpellier (incluso el Brest) sueñan con meterse en Europa, pero tendrán que hilar muy fino para no descolgarse de los favoritos.

Los orígenes

Pero el Lille no es flor de un día, llevan años mirando de cerca los puestos cabeceros. La progresión en estos últimos años ha sido increíble. Desde la temporada 2004/05, tan sólo en una ocasión se han quedado fuera de Europa. Aquella temporada, en la que el Lyon se haría con su cuarta liga consecutiva (racha que continuaría hasta siete), el Lille fue subcampeón, en un equipo que contaba con nombres como Makoun, Chalme o Bodmer, en un equipo entrenado por Claude Puel.

La temporada siguiente se mantuvo la buena línea, con una tercera posición final, tras Lyon y Girondins, pero la 2006/07 descendió hasta la décima plaza. Desde entonces el Lille ha ido progresando, primero con una séptima posición, luego una quinta (ya con Rudi García en el banquillo) hace dos temporadas. El año pasado ya pelearon durante todo el curso por la zona de arriba, con Gervinho, Cabayé y Frau marcando 13 goles cada uno, y acabando en cuarta posición, quedándose a dos puntos del Lyon (2º) y a uno del Auxerre (1º), en la liga que ganó el Marsella de Niang.

Este año el objetivo es meterse en Champions, al menos de cara al público. Pero en Lille se respira el entusiasmo, el optimismo de saber que este año hay equipo de sobra para pelear por más que entrar en Champions. Este año quieren el premio gordo.

Resultados y Clasificación.

Swinxy Sports.

Anuncios