Nos encontramos ante una de las ediciones de la Premier League más igualadas que se recuerdan. El Manchester United – Arsenal de hace 15 días parecía colocar a los Red Devils como el claro favorito, ya que aún no conoce la derrota (tras 18 partidos) y parece el equipo más regular de los de arriba. 9 victorias y 1 empate en casa parecen números de líder, pero su condición de visitante (1 victoria, 7 empates) hace que la distancia con sus perseguidores se reduzca. Anoche Bowyer empató para el Birmingham en el minuto 90 y quitó a los de Ferguson la posibilidad de alejarse de sus perseguidores.

· El Machester City parece que está encontrando su mejor juego tras ganar cómodamente sus dos últimos partidos (1-3 en su visita a Newcastle y 4-0 frente al Villa en el City of Manchester). Se sitúa en lo más alto de la clasificación, empatado a 38 puntos con el Manchester United pero con 2 partidos más.

· El tercer clasificado es el Arsenal, que a las 20.45 puede dar caza a la cabeza de la tabla si vence en su visita al campo del Wigan. Los de Wenger mostraron ante su afición su mejor cara, olvidando la última derrota que sufrieron en Old Trafford. Vencieron al Chelsea por 3 a 1 (Song 44′, Cesc 50′, Walcott 53′; Ivanovic 57′) en uno de sus mejores partidos de la temporada. A pesar de la inseguridad que transmite Fabianski (el problema en la porteria viene de hace años), la defensa gunner se mostró segura y fue capaz de parar a Drogba, que sumaba hasta ayer 10 goles en sus últimos 7 partidos frente al Asenal. La manija la llevó, como suele ser habitual, el 4 del Arsenal, Cesc Fábregas, que ayer participó en los 3 goles y desdibujó el centro del campo blue, superado continuamente. Walcott se mostró incisivo y Nasri se asoció con todos, lo que le facilita, y mucho, el trabajo a Wenger. También destacar el partido de Song por delante de la defensa, barriendo cada balón que quedaba muerto y dando consistencia al equipo. El camerunés ha adquirido importancia en el equipo hasta convertirse en una pieza clave del 11 titular. Ahora, además, marca, y suma 5 goles en 21 partidos.

· El Chelsea tiene un problema. Ancelotti no da con la tecla adecuada y cuando mira al banquillo parece que la tecla tampoco está ahí. Frente al Arsenal, en el banquillo tenía a 4 chavales del filial (Kakuta sustituyó a Malouda en el 56′), Ramires (sustituyó a Obi Mikel en el 45′) y Bosingwa (sustituyó a Ferreira en 61′). Es el equipo con el peor balance es sus últimos 6 partidos (3 empates, 3 derrotas) y ve como la cabeza se marcha a 7 puntos de distancia. Para colmo, ya ni tan siquiera si sitúa en puestos de Champions, estatus que le ha arrebatado el Tottenham, gracias en gran medida a Gareth Bale y Rafael van der Vaart.¡Felices Fiestas!

La Premier League no para por Navidad; tendremos una nueva jornada los días 1 y 2 de enero. ¿Qué mejor manera de comenzar el 2011?

¡Felices fiestas!

Autor: El Bigote de Preciado

Anuncios