Ayer, se presentaba el Atlético de Madrid en el Bernabéu como un equipo deprimido, solo había  pasado cuatro días del desastre de Alicante. Por su contra el Madrid acudía al gran derbi copero con la plena confianza de sentirse imbatible en casa, hasta el día de hoy todo ganado. El día bueno del Atleti y el fin a la imbatibilidad en el Bernabéu era la inquietud del aficionado madridista.

Pues en Concha Espina pueden seguir muy tranquilos, en la primera parte, a pesar de adelantarse Forlán, el Madrid pasó por encima de un rival al que solo pudo salvar De Gea. Ramos de cabeza incendió a un animoso Bernabéu. Así se fueron al descanso, con la sensación de que el Atlético de Madrid había obtenido un gran fruto para el trabajo realizado.

En la segunda parte, los de Quique, ganaron en consistencia, oportunidades del Kun y un tiro de Forlán al palo les hicieron soñar con algo mejor, pero los tantos de Cristiano y Ozil establecieron una realidad muy absoluta. Los de Mourinho son muy superiores. Los del Manzanares, equipo desarbolado a mitad de temporada, tienen un gran problema con la creación de fútbol, no tiene jugadores para ello. En el campo aún se llora la perdida de Jurado, en el palco no.

Desde allí pudo ver Florentino a Mesut Ozil, grande entre los grandes. La solidez Alemana y la exquisitez turca se juntan en una persona que hace grandes a los que tiene alrededor , probablemente tras Ronaldo y Xabi Alonso , sea  el jugador mas imprescindible en este Real Madrid que se examinará de asignaturas más importantes dentro de un mes. Para el Atlético la copa era su única asignatura.

Esa copa que tiene partidos tan distintos, el caso del partido de Almería, en el que los de Oltra se impusieron a un débil Deportivo de la Coruña, 1-0(Rindaroy pp). El equipo Almeriense, en copa, vive feliz al saberse campeón con llegar a los cuartos de final, nada que perder. Ni un hipotético cruce con el Barcelona en Semifinales les asusta. Eso, se reflejó ayer en el campo, rival con hambre de triunfo frente a rival consciente de su derrota en semis, también se reflejó en el marcador.

Su rival en Semifinales sería el sutil Barcelona. Los de Pep se impusieron a un gran Betis, 5-0(3 Messi, Pedro y Keita). La gran primera parte realizada por los de Pepe Mel quizás produzca una mayor satisfacción que la de pasar una eliminatoria imposible. Con una presión en todo el campo ejemplar, el conjunto verdiblanco puso entre las cuerdas a un dormido Barcelona. Hasta que apareció el de la fiesta, para adelantar al conjunto blaugrana antes del descanso, el nuevo Balón de Oro reafirmándose en cada partido.

En la segunda parte, la condición física del Betis bajó y el ritmo constante del Barcelona fluyó, ante eso nada pudo hacer un orgulloso Betis que deberá afrontar lo que resta de “su” liga con la misma intensidad que hasta ahora. En segunda, una racha negativa se traduce en agobios a final de temporada. El Hércules puede dar fe de ello.

En la jornada del miércoles, la copa se dio un homenaje en el partido del Madrigal, el Villarreal y el Sevilla empataron a tres en un partido disputado entre equipos que desean la copa. Los de Garrido siguen deleitando al personal, el gol de Marco Ruben se debería enseñar en las escuelas. Por su contra, los de Manzano aprobaron su examen de garra. Se dudaba del compromiso del equipo, sobreponerse en el Madrigal les dará un plus de confianza.

Pues así está la copa, eliminatorias sin resolver en las que se jugarán el carisma, equipos que necesitan la copa. El Barcelona es el único equipo que puede tomarse con tranquilidad la vuelta, aunque Pep se lo tome con cautela.

Horarios partidos de vuelta.

Pedro Antolinos.

Anuncios