Salía la semana pasada a la palestra informativa una noticia un tanto inquietante. Me explico. El próximo domingo día 23 está programado el derbi canario CD Tenerife-UD Las Palmas. El partido va a ser ofrecido por Canal+ en el horario típico: 12 horas de la mañana. Hasta ahí todo normal.

Aquí empieza el problema. Llegan a las oficinas del CD Tenerife una carta, desde el Gobierno de Canarias, firmada por el presidente de Canarias, Paulino Rivero. En ella, la petición expresa del presidente canario para que el partido se declarara de interés general, es decir, que la retransmisión del partido no sea por Canal+ (un canal de pago) y se vea por Televisión Canaria (una cadena pública). Al principio de temporada, los derechos televisivos del equipo chicharrero fueron comprados por Audiovisual Sport por un importe de 4 millones de €. Entonces, si la potestad de poner el partido es de AVS, qué pinta el Gobierno canario. Evidentemente otra bufonada política en este país. Paulino Rivero, Presidente de Canarias, habrá pensado que es buena idea, poner en abierto el partido. Eso significaría otro “logro” de su política. Pero como Canarias no tiene suficientes problemas, es “lógico” que Rivero pretenda ponerse medallas con este tema, si de esa manera se granjea otro puñado de votos.

Pero este vez la política no gana, lo hace el Tenerife, más concretamente su bolsillo. La ley determina que el “dueño” del partido es AVS, y por tanto, y como estaba programado, será retransmitido por Canal+ el domingo a las 12. Ahora lo único que queda es disfrutar del derby canario. Un encuentro que enfrentara a dos equipos en horas bajas, y que necesitan los puntos como el comer. Eso será lo único importante el domingo. Espero que lo disfruten. Y Paulino también, suponemos que tendrá el Digital+.

Patrik Hernández.

 

Anuncios