Japón se ha instalado en la cumbre del fútbol asiático. Después de realizar un meritorio Mundial, dando muy buena imagen, ahora consigue llevarse a casa el título de la Copa Asia. Un gol de Lee en el minuto 110 de la prórroga, dio la victoria al equipo nipón sobre Australia. En un partido marcado por el nerviosismo, fue el equipo dirigido por el italiano Alberto Zaccheroni el que consiguió llevarse el gato.

Tanto Japón como Australia, se habían clasificado para las rondas finales del torneo habiendo concluido como líderes de sus respectivos grupos. Japón llegó a la final después de haber eliminado a la anfitriona Qatar en cuartos de final, y a Corea del Sur en semifinales (después de pasar por una ronda de penaltis). Por su parte Australia tuvo que ganar a Irak (vigente campeona) y luego arrasó a Uzbekistán en semifinales por 6-0. Así pues, se plantaban los dos mejores equipos en la final. Una final que se ha celebrado en el estadio Al-Khalifa y que suponemos que ha servido al emirato árabe para organizar un torneo importante de cara al Mundial de 2022.

Se planteaba entonces un gran partido que, en parte, ha decepcionado. Un encuentro con pocas ocasiones y donde los Aussies pudieron ganar. Harry Kewell, jugador del Galatasaray, tuvo un mano a mano con el portero japonés Kawashima, que de haberlo metido, la historia hubiera sido distinta. Los dos estilos de fútbol planteados por ambos conjuntos, contrarrestaban al contrario y esa dinámica llevo el partido a la prórroga. En el tiempo extra apareció la figura de Tadaneri Lee. El jugador del Sanfrecce Hiroshima y de ascendía coreana, había salido en sustitución del delantero titular Maeda. Con el cambió, Japón ganó en frescura y movilidad y en el minuto 110, Lee, con una preciosa volea, marcó el gol que dio la victoria al equipo del país del “Sol Naciente”.

Con esta victoria, Japón consigue su cuarto entorchado. Supera de esta manera a Arabia Saudí y a Irán como la selección que más títulos tiene de la Copa Asia. Los objetivos nipones son ahora hacer un buen papel en la próxima Copa América (a la cual está invitado) y en la siguiente Copa Confederaciones.

Patrik Hernández.

Anuncios