El Madrid sucumbió en el ‘Reyno de Navarra’, perdió sólo su segunda batalla en Liga pero lo cierto es que perdió casi la guerra final, que es el título liguero, con su enemigo azulgrana llamado FC Barcelona. Derrota mínima 1-0 ante Osasuna, que en este caso fue máxima. El ‘Pep Team’ está a 7 puntos y aunque quedan 18 jornadas en la Liga BBVA, la sensación es clara y unánime: el ‘Mou Team’ se ha dejado más de media Liga en Pamplona.

La verdad es que desde el ya famoso 5-0, de la ‘manita’ del 29-N, el Real Madrid no es el mismo ni su entrenador tampoco. Hay un antes y un después. El equipo blanco desde entonces juega bastante peor a como lo estaba haciendo antes de salir vapuleado del Camp Nou, y Mourinho desde ese partido sólo ha hecho que meterse en problemas y más problemas, en demasiados ‘charcos’, incluido con los que le mandan, en los que no ha salido bien parado sino más bien todo lo contrario. Tras polémicas varias con los árbitros y sus arbitrajes –listas al margen-, con ‘Valdanos’ y ‘José Ángeles Sánchez’, con ‘Benzemas y Moratas’, la tabla y la clasificación manda y no miente: los blancos están en febrero a 7 puntos de los blaugranas, el de Setúbal está a casi tres partidos del de Santpedor. Y encima el Madrid juega cada vez peor.

El aficionado blanco lo tiene claro y el ‘bravucón’ portugués también: el Real se centrará ahora más que nunca en dos títulos que anhela y hace mucho tiempo que no consigue, la Copa del Rey y la Champions League, 18 años y 9 sin alzarlas, respectivamente. La final de Copa la tiene a un partido, la vuelta que jugará el miércoles 2 ante el Sevilla en el Bernabéu con el 0-1 que se trajo del Pizjuán. Parece fácil pero luego el rival para quitarse la maldición en esta competición será el Barça… el gran problema del Madrid, de Mourinho y de Florentino. Pero esa es otra historia y queda aún lejos, será el 20 de abril esa final que se antoja única.

Pero antes de eso el equipo de ‘Mou’ jugará en la Champions ante el Olympique de Lyon, su otra ‘bestia negra’. Y si pasa llegarían los cuartos en abril, y si pasa luego…

Y en medio partidos ligueros, seguro que no tan horribles como el jugado en el antiguo ‘Sadar’, pero más partidos para seguir gastándose -¿dónde están Pedro León y Canales?- y viendo de lejos a este Barça de Leyenda que es el equipo de Pep Guardiola.

A Mourinho Florentino le fichó para ganar, ganar y ganar. Para alzar títulos y la Copa la tiene cerca. La Champions un poco más lejos y la Liga lejísima, muy lejos… Las quejas y los argumentos del luso se van apagando y quedando por el camino, cómo su fútbol. Éste es, sin duda, el peor momento de ‘Mou’…

EDU TOSCANO.

Anuncios