David M.D.

Elegido en primera posición del draft, sin haber pasado por la universidad estadounidense. En sus siete años como NBA, siempre ha sido all-star, pero con sus actuaciones no todos los años ha podido demostrarlo. Desde su llegada a la NBA ha sido una estrella, su primer contrato lo demuestra: cuatro años y 17.8 millones de dólares con los Rockets. Es chino y su nombre lo conocemos todos: Yao Ming.

Sus comienzos no pudieron ser mejores, como muestra es que sólo se perdió dos partidos en sus dos primeras temporadas. Actuaciones notables para un rookie y fama mundial. Yao Ming era fielmente seguido por millones de chinos. Con todo ello en 2004, los Rockets fichan a McGrady, parecían formar una pareja impresionante. Lesiones y malos resultados no ayudarían, pero qué duda cabe que el chino se estaba haciendo un hueco en la historia de la NBA.

Alternó sus partidos de all-star en sus dos primeros años con los partidos de Rookie y Sophomore. Un año a destacar es 2004, varios nombres resumen el potencial de aquel partido. Como rookies, jugadores de la talla de Carmelo Anthony, Chris Bosh, LeBron James o Dwyane Wade, enfrentándose a Sophomores como Amare Stoudemire o el ya citado, Yao Ming. Una compañía de altura.

Yao Ming abanderado de China en los JJ.OO Pekín 2008

Pero a partir de finales de 2005 y 2006, Yao Ming sufrió una lesión tras otra, lo que le apartó de su equipo durante largas temporadas. Hasta su lesión a finales de 2006 acumulaba números impresionantes, promediando 26.8 puntos, 9.7 rebotes y 2.3 tapones por partido. Era uno de los posibles candidatos al MVP de la temporada. La muralla que constituían sus 2,29 metros de altura parecía derrumbarse. No obstante ese año los Rockets consiguieron clasificarse para los play-offs.

Todos estos años fue all-star. Una aclaración es inevitable, el sistema de selección del quinteto inicial de cada una de las conferencias, es por votación popular. El apoyo chino es masivo, lo que le ha situado como titular todas las temporadas, lesionado o no. Millones de votos que han superado muchos años a figuras como Kobe o LeBron. El voto popular implica a millones de posibles espectadores, que es precisamente lo que se busca en este tipo de acontecimientos. Que su elección sea por criterios más allá de lo deportivo, es asumido.

Gran comienzo, una estrella quizás fugaz. Lesiones y muchas dudas sobre su verdadera calidad. Como ejemplo, en 2008 los Rockets llevaban doce victorias consecutivas hasta su lesión, pero no se resintieron, sin él consiguieron llevar su racha hasta las veintidós.

Quizás se lesionó cuando empezaba a brillar de verdad. Nunca se sabrá si todos los argumentos comerciales que tenía hubiera sido capaz de convertirlos en deportivos. Yao Ming es ya un clásico de la historia de la NBA, sean por las razones que sean.

Yao Ming también ha sido seleccionado titular para el all-star 2011. Ha sido el pívot más votado  en la conferencia oeste con 1.146.426 votos. No podrá jugar.

Anuncios