Valencia 1 – 1 Schalke 04

10 de Abril de 2007. Esa fue la última vez que el Valencia disputó una eliminatoria de champions. En aquella ocasión, fue contra el Chelsea en una eliminatoria loca que se decantó por el equipo inglés en los últimos minutos del partido de vuelta.

Las ganas que tenía la ciudad del Turia por ver a su equipo en una eliminatoria de la máxima competición europea eran enormes. Además, el encuentro significaba el primer partido de Raúl en nuestro país, desde que en verano abandonara el Real Madrid.

Si a eso le sumamos que el Valencia no había ganado nunca al Schalke en Mestalla, como resultados obtenemos un partidazo.

El equipo local se contagió del ambiente y empezó el partido a un ritmo realmente alto.

Con la dupla Soldado-Aduritz más el “chori” Domínguez, sin bandas y con trivote en el centro del campo formado por Banega, Topal y Tino Costa, el Valencia se hizo pronto con las riendas del partido.

Mientras tanto, el equipo alemán se limitaba a verlas venir, aguantando el chaparrón como podía pero sin sensación de peligro.

Huntelaar tuvo una ocasión clarísima al filo del minuto 10, que no por fortuna para los chés no consiguió convertir. Pero el fútbol es caprichoso, y ya se sabe que a estos niveles, si perdonas, te matan. Pocos minutos después del garrafal fallo del holandés del Schalke, los locales elaboraron una bonita jugada que terminó con el gol de Soldado a pase del incombustible Mathieu. Y es que a falta de extremos, buenos son laterales…

Poco más tuvo el primer tiempo. Un Schalke prácticamente inexistente, en el que solo Raúl salvaba el honor, pero que a pesar de eso, consiguió meter el susto en el cuerpo de los aficionados valencianistas en un remate de cabeza de Kluge, que Guaita consiguió detener en una estirada de libro.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, dominio local y un Schalke que creaba peligro con cuentagotas. Pero el equipo germano tiene un jugador que nunca se rinde, y que de la nada es el mejor sacando petróleo.

Raúl apareció cuando su equipo más lo necesitaba. Pasado un cuarto de hora del segundo tiempo, recibió en el área un pase de Jurado, controló hacia fuera y de tiro cruzado batió al joven Guaita. Gol de la igualada, y gol que convierte al 7 del Schalke en el máximo goleador en competiciones europeas.

Da igual la edad que tenga, Raúl siempre es y será el más listo dentro del área.

Con el empate alemán, las cosas se complicaban para los locales. Emery decidió introducir a Joaquín para tener mas presencia en las bandas.

Aduritz pudo volver a adelantar a su equipo, pero su vaselina se marchó desviada por encima de la portería de Neuer.

El Valencia lo seguiría intentando hasta el final, pero el marcador no se movería más.

Se le complica la eliminatoria al equipo valenciano con el gol de Raúl, esperemos que tengan más suerte en la vuelta.

Milán 0 – 1 Tottenham

El duelo de San Siro se planteaba como interesantísimo. Dos equipos en racha en sus respectivas ligas, que iban a medir sus fuerzas en el partido de ida. El Milan llegaba como líder del Calcio, desplegando un buen juego, apoyado sobre todo en su cuatro fantásticos en ataque: Ibrahimovic, Cassano, Robinho y Pato. Venían los milanistas de arrasar al Parma por 4-0 en la competición doméstica. Por su parte, el Tottenham, está siendo uno de los equipos punteros de la Premier. En la ronda de grupos, los “Spurs” habían deslumbrado, superando al gran Inter. Y sobre todo destacó el galés Gareth Bale, que para desgracia de equipo de Londres, llegaba lesionado a este primer partido. El Milan cayó en el grupo del Real Madrid, y eso lo sentenció al segundo puesto del grupo.

Así pues, cuando el bombo deparó este enfrentamiento, el espectáculo estaba asegurado. El partido empezaba con la tensión lógica de un partido de ida de una eliminatoria de Champions. Juego muy rudo, en el que se mueve como pez en el agua Gennaro Gattuso. El internacional italiano tuvo ya en la 1ª parte un percance con el segundo entrenador del Tottenham. En ese ambiente casi “bélico” el conjunto local no conseguía conectar jugadas. Y los visitantes muy bien plantados en el campo, y teniendo las pocas ocasiones que hubo en el primer tiempo. El Milan tuvo que efectuar un cambio obligado por la lesión del portero Abiatti; en su lugar, Amelia.

Después de ese insulso 1er tiempo, el segundo periodo se esperaba como más interesante. Además, el Milan necesitaba al menos meter un gol para ir a White Hart Lane con un buen resultado. Pero lo cierto es que los goles no llegaron. En los primeros 20 minutos parecía que los milanistas querían conseguir ese gol que les diera una ventaja buena, pero el portero Gomes desbarató las posibilidades de meter el balón en la red. El Tottenham seguía con un buen planteamiento, y eso buenas maneras dieron su resultado en el minuto 80. Jugada de Lennon, que se va de Yepes, y le cede el balón a Peter Crouch, que la cruza al palo izquierdo y bate a Amelia. Lo cierto es que los “Spurs” estaban mereciendo esa victoria pues su juego estaba por encima del de los milanistas. Ultimo arreón del Milan, al que en el minuto 94 se le anula un gol obra de Ibrahimovic. Con el pitido final, comienza una tangana con Gattuso de principal protagonista. Se vuelve a encarar con el 2do entrenador del Tottenham, Joe Jordan, al que le da un cabezazo y comienza el enfrentamiento.

Va a tener más que violencia el Milan si quiere pasar a cuartos de final. El equipo de Harry Redknapp ha demostrado por qué es uno de los equipos de moda, y vuelve a casa con un resultado que bien puede valer una clasificación para la siguiente ronda.

Patrick Hernández

Alfonso Huéscar

Anuncios