Al-Thani y Fernando Sanz

La llegada del jeque Al-Thani a la costa andaluza parecía el paso definitivo para que el Málaga de la  temporada 2010/11 dejase de luchar por mantener la categoría, para aspirar a cotas más altas tras 2 años de consolidación en Primera. Al-Thani venía cargado de ilusiones y millones, dispuesto a dar el empujón económico que hiciese falta al Málaga con tal de intentar entrar en posiciones europeas, incluso habló de llevar el equipo a Champions “en cinco años”. Para ello, 10 fichajes y un nuevo entrenador, Jesualdo Ferreira, que había firmado una pobre campaña en el Oporto: 2º en Liga y eliminado por el Arsenal en Champions (con un 5-0 en el Emirates).

Sebastián Fernández

Entre las incorporaciones se encontraban, entre otros, Eliseu, Rondón, Kris y Sebastián “Papelito” Fernández, que con 3,6 millones de € supuso el fichaje más caro de la historia de la entidad. Montar un equipo de fútbol competente con un proyecto adecuado es difícil, hay que trabajarlo. Si en el vestuario incluyes a jugadores de casi 10 nacionalidades distintas, parece casi imposible que el conjunto funcione.

La cosa no pintaba bien cuando se llegó al mercado de fichajes de invierno y Al-Thani volvió a tirar de chequera. En primer lugar, despidió a Jesualdo Ferreira, que se llevó una indemnización millonaria (hay quienes hablan de 5 millones de € y otros que apuntan a 7). Para sustituirlo el elegido fue Pellegrini, un buen conocedor de la Liga española (4 temporadas en el Villareal y una en el R. Madrid). El entrenador chileno buscó jugadores con experiencia en la Liga, los necesitaba para poder cumplir su objetivo: salvar al Málaga. Publico esta entrada cuando el Málaga se encuentra en farolillo rojo, a 4 puntos de la salvación, que creo que van a conseguir.

Julio Baptista

Reconozco que no soy partidario de los jeques o de esos proyectos realizados a base de talonario; no me gusta que las ilusiones de tanta gente pasen de las botas de sus jugadores, aquellos en los que se pueden ver reflejados, a los bolsillos de sus dirigentes. No me gusta que se pueda tapar la proyección de gente de la casa por darle la oportunidad a un extranjero que apenas conoce nuestra Liga. Conste que no es patriotismo exacerbado, simplemente considero que alguien que haya crecido en Mareo, por ejemplo, conoce mejor que nadie los valores que el Sporting encarna. Igual considero que los Portillo, Recio y Juanmi saben mejor lo que necesita el Málaga (y luchan más por ello) que los Quincy o Sandro Silva. No digo que sean mejores ni peores, digo que son más adecuados para representar a su equipo en determinados momentos.

¿Cuánto invertirá el jeque el próximo verano? ¿Seguirá Al-Thani disfrutando del clima malagueño si  no consigue mantenerse en Primera?

Autor: El Bigote de Preciado

Anuncios