El Madrid sólo necesita de Benzema para doblegar a un buen Hércules. Dos goles del francés hacen que los de Mourinho consigan su enésima victoria en el Bernabéu. El conjunto alicantino salió con dignidad de Concha Espina.

Llegó el Hércules con la necesidad de conseguir la victoria en el peor escenario posible. Una derrota en casa frente al Almería había desatado el nerviosismo en Alicante. Nadie pensaba que un Hércules herido iba a salir tan bien plantado en el Bernabéu. Cierto que durante los primeros minutos la inercia de empuje de los de Mou inundaron de tensión a los de Esteban. También es cajón que el Madrid estaba con la mente en la final contra el Lyon. El miércoles puede llevarse una alegría el madridismo.

A pesar de los motivos que llevaban al Madrid a tener presencia pero no sacrificarse el Hércules dominó durante buena parte de la primera mitad. Dirigido por un excelente Farinós, los de Alicante mostraron sus credenciales como equipo de primera. Carecen de contundencia, probablemente Valdez, Trezeguet o Drenthe solucionen este problema.

Mientras el Hércules tocaba, se movía y se asociaba, Özil abrió a Arbeloa para que este le sirviera un balón de gol a Benzema. Este como viene siendo costumbre últimamente no falló. Racha que muestra las credenciales de Benzema. Antes era raro, ahora es un frío depredador. Demasiadas críticas, dejémoslo en que la apatía predomina en este fino estilista.

Un futuro estilista puede ser Kiko Femenía, algo cohibido al principio. Lógico, era virgen en el Bernabéu, complejos a parte Kiko desbordó. Y lo hizo ante Marcelo y ante Lass, todo acabó en un disparo demasiado centrado que Casillas tuvo que mandar a córner. También puso en apuros al de Móstoles Thomert, diagonal trazada por el francés que le pega al palo largo. Así acabo la primera parte, entre la presencia alicantina y la efectividad madrileña.

Mejoró el Madrid durante la segunda mitad, esta no tiene una gran historia.Otro gol de Benzema , y van 19. Ocasiones madridistas e intervenciones de mérito de un renovado Calatayud. Portero de primera que bajo al pozo para colaborar en Alicante. Debe colaborar en este equipo Valdez, ayer reapareció después de cinco partidos, la familia herculana lo celebra. Probablemente vaya a ser la única vez que vean al guaraní  de blanquiazul en el Bernabéu.

De allí sale reforzado un Hércules que por momentos se sintió cómodo. Algo de moral para un equipo que la necesita y que sintió que puede volver a Concha Espina el año que viene. Por lo de ayer merece un respeto. Son más de 1000 minutos sin marcar fuera de casa pero hoy el herculano es optimista.

Con optimismo, alegría e ilusión llega el Madrid ha jugarse su dignidad ante el Lyon. Ayer se preparó para eso. Llegó pero no se implicó, no hacia falta. Con jugadores como Özil y Benzema eso no es necesario. El primero sigue mostrando historias imposibles sobre el césped, el segundo simplemente está en racha.

Anuncios