Rafael Nadal y Novak Djokovic serán los encargados de saltar a la pista para disputarse el trofeo del torneo de Indian Wells tras ganar a Juan Martín del Potro y a Roger Federer. El número uno contra el número dos gracias a que ayer el serbio le arrebató este puesto al suizo con el marcador de 6-3, 3-6 y 6-2. Nadal no tuvo demasiadas complicaciones ante el argentino al que ganó por 6-4 y 6-4.

Las semifinales en California eran de las que pueden ser para recordar. Nadal se enfrentaba a Del Potro que, a pesar del ranking que tiene en este momento (90), todos sabemos que es por su lesión que le ha tenido apartado mucho tiempo de las pistas, pronto volverá a ser del top ten. Estos dos jugadores tuvieron intercambios increíbles desde el fondo de pista y resoluciones magníficas que hacían soñar a los espectadores con un gran partido, muy disputado y largo.

Las cosas se pusieron difíciles para Nadal que empezó perdiendo y llegó a estar 1-4. Pero sacó su garra y su rabia y empezó a hacer puntos consiguiendo un parcial de 5-0 y llevándose el primer set. En la segunda manga, Del Potro no opuso tanta resistencia como en el primero y el partido fue menos disputado. Nadal tuvo menos trabajo y en la primera oportunidad que tuvo para hacer un break lo aprovechó. Después solo tuvo que esperar a ganar con su saque.

En la otra semifinal, un grandísimo partido, Djokovic contra Federer, el número tres frente al número dos, antes de empezar el partido, después del mismo las tornas se cambiaron y el serbio le arrebató el segundo puesto del ranking al suizo. Nole impuso su seguridad y estabilidad en la pista para ser más agresivo e imponerse a Federer que ya no sabía que hacer para poder contrarrestar los golpes de su oponente.

En el primer set, Djokovic encontró la rotura de servicio para ponerse con un 3-2,consiguió salvar dos puntos de break e hizo lo mismo en el punto definitivo del set para acabar con un 6-3. Federer no iba a permitir que el partido se le escapara tan rápido y se recompuso. En la segunda manga hizo un break muy pronto, se puso con 2-1 y manteniendo su servicio consiguió también la manga con un 6-3.

El definitivo set fue un escenario clamoroso para que Djokovic demostrara su gran juego y su inigualable estado de forma en el que se encuentra. El 1-0 fue un espectacular break del serbio, pero Federer con un 2-0 renovó su juego y consiguió igualar el marcador. Aunque solo fue un espejismo de lo que podía pasar, Djokovic siguió con su juego y se colocó con un 5-2 que le llevó en volandas a la victoria.

Ahora Nadal y Djokovic se ven de nuevo en una final que siguen estando a favor del español 5-0. Rafa deberá tener cuidado con el serbio que está realizando su mejor juego en este torneo aunque él tampoco ha hecho malos partidos y el último lo califica como el mejor del torneo. Se pronostica un partido de altos vuelos.

Raquel Rodríguez Benito

 

Anuncios