El tenista serbio Novak Djokovic necesitó dos horas y 25 minutos para doblegar al español Rafael Nadal por 4-6, 6-3 y 6-2,en el primer master 1000 de la temporada; y así mantenerse invicto en este 2011 mágico para él.
Un resultado que pone fin a balances negativos para el serbio cuando se enfrenta al número uno: primera victoria sobre Rafa en una final (de las seis que han disputado hasta la fecha) y primera victoria ante Nadal en tres sets.
El primer set comenzó muy favorable para Nadal, que empezó rompiendo el saque del serbio en el quinto juego. Pero Nole no quería entregarse tan fácil y no dio nada por perdido, recuperando en break e igualando el marcador 3-3. Pero en el séptimo juego el español, volvería a romper el servicio de Djokovic. Esta ventaja le supuso cerrar la primera manga con un 6-4.

En el segundo set, todo cambió. Nadal empezó a fallar con su primer servicio, esto sumado al gran acierto del serbio en toda la manga, le llevo a perder su saque en el sexto juego. El marcador era de 4-2 para el balcánico. Sin embargo, Novak, le cedió el juego siguiente al español con una doble falta. Pero eso no le mermó las fuerzas al serbio, todo lo contrario, ya que en el octavo juego le volvió a romper el servicio a Rafa y así sacar para llevarse finalmente la manga por un 6-3
El tercer y último set fue coser y cantar para balcáncico. Pasó por encima del número uno del mundo, como una auténtica apisonadora. Un Nadal errático provocó que Novak le rompiese dos veces su servicio. En los juegos finales, Rafa mejoró notablemente, pero fue demasiado tarde, porque la ventaja en el marcador a favor del serbio era demasiado grande. Conservó en todo momento su servicio para cerrar el set final por 6-2.
De esta manera Djokovic se coronó campeón de Indian Wells y el lunes aparecerá como número dos del mundo, desplazando al suizo Roger Federer.

Sandra Sanz Haya

Anuncios