En estos días extraños es cuando se pierden campeonatos. Sin duda, Madrid y Barcelona tendrán este fin de semana más dificultades, que las que el propio Sporting o Villarreal puedan causar. Y es que haciendo honor al venerable dicho que sentencia “el que mucho abarca poco aprieta”, los jugadores de ambos equipos han tenido y van a tener que dar la talla en partidos trascendentales.

Pongamos como prueba del “virus FIFA”, las dos lesiones de Benzema y Messi. Añadamos miles de kilómetros de viaje en tan sólo unos días, y finalicemos diciendo que Sporting y Villareal, ya sea por rivalidades recientes o por razones puramente futbolísticas, van a ser serios adversarios. Un fin de semana extraño.

Y es extraño porque en el horizonte están los cuartos de la Champions. Si yo fuera jugador internacional, no sabría donde mirar. Digamos que soy un egoísta, o simplemente que piense que la Liga no tiene tanto glamour, me quedaría con la Champions. Y es que el calendario se presta a ello, es inevitable. Un fallo en estas ocasiones sería un pecado menor, algo normal. Pero esta lucha espectacular de Madrid-Barça nos dice una cosa, el equipo más extraordinario, ganará.

David MD

Anuncios