Sebastian Vettel vuelve a alzarse con la pole del GP de Malasia marcando un tiempo de 1’34.870, mientras que su compañero de equipo, Mark Webber, saldrá desde la tercera plaza. El alemán de Red Bull se hizo con la primera posición después de una sesión de clasificación en la que el inglés Hamilton no se lo puso nada fácil. Será este, el piloto de McLaren, el que saldrá segundo situado justo entre los dos Red Bull, después de marcar un tiempo de 1’34.974 a tan sólo unas centésimas de Vettel.. Alonso tendrá que conformarse con la quinta plaza y Alguersuari con el puesto número trece.

Destacada queda la superioridad, de nuevo, de los Red Bull por encima del resto, pero esta vez no lo tuvieron tan fácil. McLaren, con Lewis Hamilton a la cabeza, siempre estuvo ahí para intentar poner en algún aprieto a los dos coches más rápidos del Mundial. Vettel y Webber serán primero y tercero, pero Hamilton y Button están segundo y cuarto respectivamente para ponérselo difícil en la medida de lo posible.

Desde la quinta plaza saldrá Fernando Alonso al volante de su Ferrari. El propio piloto asturiano ha dicho que “era lo máximo que podían conseguir” en la clasificación tal y como había marchado todo el fin de semana. Su coche, al menos de momento, no está al nivel del de sus rivales. Su compañero Felipe Massa partirá desde la séptima posición.

Por su parte, el piloto español de Toro Rosso Jaime Alguersuari saldrá desde el puesto número trece justo por detrás de Sebastian Buemi, su compañero de boxes. La escudería nacional Hipania ha dado un paso de gigante en la evolución de su monoplaza. Al contrario de lo que sucediera en el anterior GP de Australia esta vez han superado la norma del 107 por ciento, por lo que si que podrán correr la prueba de mañana. Eso si, Vitantonio Liuzzi y Narain Karthikeyan partirán desde la penúltima y última posición de la parrilla. Una mejora es una mejora, habrá que conformarse con eso.

 

Fuente: AS.com

La carrera de mañana va a tener dos claves a destacar. La primera va a ser el termómetro. Las elevadas temperaturas que se alcanzarán en la pista pueden jugar un papel muy importante en el rendimiento de los pilotos y, sobre todo, en el de los neumáticos. Es muy probable que algunas escuderías tengan que forzar hasta cuatro paradas por el desgaste de las gomas. El otro factor a tener en cuenta será la capacidad de cada equipo para acertar en las previsiones de lluvia. Desde luego a Fernando Alonso lo que más le interesa, tal y como está su situación, es una carrera loca con agua. Mañana a las 10 de la mañana, hora española, se apagan los semáforos. Atentos.

Kike Martín

Anuncios