El partido de ida había dictado sentencia. En Donestk, los aficionados que se congregaron en el Dumbass Arena, solo pudieron confirmar la eliminación, y ver como el Barça de Pep Guardiola se colocaba de nuevo en la semifinales de la Champions League. El gol del record man Messi(48 goles en lo que llevamos de temporada) frustró cualquier esperanza de remontada del equipo de Lucescu,aunque lo cierto es que nadie creía en que el Shaktar fuese a darle la vuelta a la eliminatoria.

Pese a todo,los de Donestk salieron enchufados con el pitido inicial.Aun así, la primera ocasión clara fue desbaratada por un gran Victor Valdés,demostrando el gran nivel al que está rayando. Después de ese momento,el Barça se apodero del balón y con eso se acabó el partido. Dominando la posesión, el Barça empezó a tener ocasiones.Después de un fallo clamoroso de Messi,intentado una vaselina, el meta Pyatov no pudo parar mas al argentino,y en minuto 43 se rompía un record histórico. Leo Messi llegaba hasta los 48 goles en una sola temporada(en el fútbol español),superando las 47 dianas que consiguió Puskas en la temporada 59-60.Veremos hasta donde llega el record de “La Pulga”,que si sigue a este nivel,llegará a unos números más estratosféricos de los que ya son.

La segunda parte solo sirvió para que Guardiola quitara a sus mejores jugadores del campo,y darles descanso con la vista puesta en el derby que les espera el sábado que viene.Dando minutos a jugadores como Afellay o Milito,los segundo cuarenta y minutos fueron, y utilizando un termino de baloncesto, “de la basura”.Los blaugranas dejaban pasar el tiempo,mientras el Shaktar tenían alguna ocasión,buscando un gol “de la honra” que diera una alegría a la afición.Pero no fue posible,y los ucranianos abandonan la Champions después de quedar primero en el grupo del Arsenal,y barrer a la Roma a los octavos de final.Ahora el Barcelona espera en semifinales al Real Madrid,salvo catástrofe blanca mañana en White Hart Lane.Para esa semifinal,cuarta consecutiva,el Barça calienta motores con un Messi que busca romper todos los records.

Patrik Hernández.

Anuncios