Hoy en el Schalke-Inter, por enésima vez Raúl ha vuelto a asombrar a Europa. Se presentaba el conjunto alemán con una amplia ventaja frente al actual campeón, Raúl estaba ante otra posibilidad de hacer historia. Y lo hizo, otra gol más a su cuenta en Europa, van 71 y su equipo clasificado por primera vez en la historia para las semifinales de la Champions League.

Su rival será el Manchester United, equipo correoso que no se lo pondrá fácil. Los ingleses son favoritos pero el conjunto alemán tiene en sus filas al español, un delantero legendario que este año demuestra la confianza de antaño. El gol de hoy lo refleja todo, mano a mano que el madrileño lo resuelve con la sutileza que le caracterizó y que le caracteriza. Deja sentando al portero utilizando su cuerpo de acompañante a la pierna izquierda, con la derecha define. Mecanismo perfecto empleado por un futbolista que no tiene un diez en nada pero un siete en todo.

Hoy en Alemania es venerado y aclamado, se le respeta. Durante muchos años su carisma bajó en Madrid debido a un cansancio mental fruto de la monotonía. El 7 se despide de  su competición en estadios legendarios. Parece una casualidad que Giuseppe Meazza y Old Trafford despidan a una leyenda futbolística que será aún más reconocido cuando se retire.

Pedro Antolinos

Anuncios