Mañana a las 20:45 saldremos al campo a jugar al fútbol lo mejor posible. En esta sala, él es el puto jefe, el puto amo, es el que más sabe del mundo y yo no quiero ni competir (con él) ni un instante; sólo le recuerdo que hemos estado juntos cuatro años

Guardiola ha cambiado su discurso en la previa de uno de los partidos más decisivos de la temporada. Habrá quien apunte a que ha sido por orgullo, otros a que ha explotado porque no aguantaba callar tanto y aquellos que lo ha hecho para desestabilizar al contrario o como arenga para sus jugadores. Sea como fuere, lo cierto es que el de Sampedor ha soltado una bomba en rueda de prensa que nadie esperaba.

Ruedas de prensa de Mourinho

15 de abril: Antes del primer partido del “póker de clásicos” Mou decidió que fuese su segundo entrenador, Aitor Karanka, quien saliese en rueda de prensa mientras él la veía desde donde más molestaría a los plumillas: junto a él y sin abrir la boca. De esta manera, la mayoría de la prensa se rebeló contra el entrenador madridista; muchos de los que luego enaltecieron al portugués tras su victoria en la final de Copa cargaban sus tintas contra él unos días antes. Apenas se habló del estado de los jugadores del Real Madrid antes de ese primer encuentro, de si Cristiano Ronaldo llegaba en buena forma o si fulanito estaba saliendo de una lesión.

19 de abril: Mourinho sale a rueda de prensa. Tras haber devuelto la jugada del plantón de la prensa de la previa al partido de Liga el sábado 16 de abril (“¿Es usted el director del AS? Yo no debo responder porque, según su filosofía, si vosotros no habláis con mi segundo, yo sólo debo hablar con los directores” o ¿Eres Inda? Yo sólo respondo a Inda”), el portugués habló en la previa de la final de cuestiones tácticas, haciendo hincapié en el conjunto (“tenemos que defender como un equipo y los equipos defienden con 11”) antes de soltar un nuevo ataque a la prensa que más le apoya: “como mi amigo Messina, tengo dudas de que la Prensa de Madrid quiera que ganemos, pero los aficionados no están ciegos. Están con el equipo“. Lo importante era poner a la afición de su lado, si es que aún no estaban con él; la prensa es secundaria, sabe que sería alabado o defenestrado en función del resultado de la final pero, una vez más, las críticas o informaciones sobre sus jugadores pasarían a un segundo plano.

26 de abril: Mourinho lanza un ataque directo a Guardiola, habla del “inicio de un nuevo ciclo”: “hasta ahora teníamos dos grupos de entrenadores, uno muy, muy pequeñito, que no habla de los árbitros, luego un grupo grande, donde estoy yo, que critica a los árbitros cuando tienen errores importantes, (…) pero también que estamos felices de halagar un gran trabajo; y ahora con las declaraciones de Pep entramos en una nueva era, la de un tercer grupo, que en estos momentos sólo tiene una persona, que es criticar el acierto del árbitro, esto nunca lo había visto“. Y continúa: “Creo que es consecuencia de que en su primera temporada como entrenador ha vivido el escándalo de Stamford Bridge y desde ese momento no está contento con el acierto de los árbitros. (…) El año pasado el Inter jugó con diez durante más de una hora y este, cuando estaba con un pie fuera, pasó lo que pasó con el Arsenal. Y en la final de Copa, donde un árbitro auxiliar tiene una decisión fantástica, correctísima, dificilísima, él critica una decisión acertada“.

Guardiola: rueda de prensa del 26 de abril

A pesar de la imperturbabilidad de Guardiola a comienzos de temporada (“no conseguirá que entre en su juego” afirmó Pep), las acusaciones del entrenador luso y de determinados sectores de la prensa (hoy ha hablado de “la central lechera“) no han caído en saco roto. Pep recuerda todas y cada una de las acusaciones que se han vertido sobre él o sobre su equipo, y la que más le ha molestado, con diferencia, fue aquella información del presunto (y falso) dopaje de los jugadores del F.C. Barcelona. Pues bien, ayer (26 de abril) el entrenador del Barça entró al trapo en uno de los momentos claves de la temporada.

La rueda de prensa de Guardiola tuvo mucho más que la frase arriba destacada; entre otras, aquí algunas de sus declaraciones más destacadas: “le regalo su Champions particular fuera del campo, que se la lleve a casa y la disfrute”; “podría sacar aquí una lista de agravios comparativos pero no acabaríamos nunca. (…) No tengo tantos secretarios, no tengo un árbitro ni directores generales, ni gente que me apunta esas cosas”; “venimos a competir con 12 canteranos”.

Autor: El Bigote de Preciado (@preciadobigotin)

Anuncios