El Oporto demostró su calidad y arrasó por cinco goles a uno a un Villareal que no supo aguantar el ritmo impuesto por los portugueses en la segunda parte. El Oporto, con un once que nada envidia a los mejores equipos del continente, ya pone el punto de mira en la final de la Europa League.

Pese a que el Villarreal es uno de los equipos punteros de la Liga Española, nada pudo hacer ante un equipo que era uno de los favoritos desde que empezó la Europa League y el único que todavía aspira a conseguir un triplete en Europa.

No tardaron los portugueses en demostrar su potencial ofensivo, pues en el primer minuto ya rondaron la puerta de Diego López en dos ocasiones. El Villareal perdonó lo imperdonable en la primera parte. Las ocasiones erradas por Nilmar o Rossi no se pueden permitir en un partido tan importante. El gol de Cani justo antes del descanso, parecia que iba a ser una buena renta y daría moral a los de Castellón. El Oporto mientras solo las veía venir, cual león agazapado.

En cuanto el arbitró señalo el comienzo de la segunda parte,comenzó la exhibición de los Dragoes. El conjunto de Vilas-Boas demostró su calidad y su potencial físico. Radamel Falcao y Hulk han enseñado durante toda la temporada que son una de las mejores parejas de delanteros de Europa. El colombiano dio una autentica lección goleadora y marcó 4 de los 5 goles, ante un Do Dragao que festejaba por todo lo alto sus goles. Garrido pedía más a sus jugadores, pero el Oporto era una apisonadora y el segundo tiempo fue autentico vendaval ante el que los de Vila-Real nada pudieron hacer.

Con esta aplastante victoria, el Oporto ya se perfila para la final que se va a disputar en Dublín. En esa final se enfrentara a otro equipo portugués, pues la otra semifinal la disputan el Benfica y el Sporting de Braga. En el primer partido, los Benfiquistas han conseguido una pequeña renta (2-1) que les permiten soñar con un derby de Portugal en la final de la Europa League.

Patrik Hernández

Anuncios