“Y cuando esas jóvenes manos, muchas de ellas acostumbradas a jugar con balones de plástico en patios de colegio, le aplaudieron por última vez, Fernando comenzaba a ser leyenda”.

La entrada del nuevo milenio nos llevó a una rutina nunca vista en el baloncesto español, la continúa marcha de nuestros jugadores a la NBA. Pau Gasol y sus épicas victorias, Rudy aclamado en un concurso de mates, las bombas de Navarro, Calderón, el pequeño de los Gasol, Garbajosa, Sergio Rodríguez y Raúl López han seguido la estela del primer jugador español en tomar las américas, Fernando Martín.

Fernando Martín Espina (25 de marzo de 1962 – 3 de diciembre de 1989) fue el primer jugador español y segundo europeo en jugar en la mejor liga de baloncesto del mundo. El pívot español vistió la camiseta de Portland durante una temporada. Un 31 de octubre de 1986 Fernando Martín debutaba ante los Sonics. El resultado, 127-110 no importaba, los 2 minutos y 2 segundos que estuvo en la pista, pasarán a la historia.

Fer

Debut de Fernando Martín ante los Sonics.

En aquella temporada, el madrileño disputó 24 partidos para un total de 146 minutos, 22 puntos y 28 rebotes. Una fractura de nariz, provocada en un uno contra uno contra el rookie Kevin Duckworth   y una artroscopia en la rodilla fueron los grandes enemigos del número 10 en su breve aventura americana. La falta de confianza de Mike Schuler (entrenador de Portland en la temporada 1986-1987) sumado a las continuas lesiones fueron un lastre para un jugador en continúo aprendizaje. “Yo vine aquí para aprender” dijo siempre.

Un joven Martín en su etapa en el Estudiantes.

Fernando Martín nació con un físico privilegiado para la práctica de cualquier deporte. Fue cinco veces campeón de Castilla de natación y estuvo a punto de firmar por el Atlético de Madrid de Balonmano. El ex seleccionador español ,Juan de Dios Román, siempre lo tuvo en el punto de mira.

El balonmano le enamoró pero el baloncesto le cautivó. En 1981 con 19 años, Fernando se consolidó en un Estudiantes subcampeón de liga.  Tras una excepcional temporada muchas novias le acecharon. Una de ellas el Joventut de Badalona con el que firmó un precontrato, sin embargo fue el Madrid con una oferta de 12 millones de las antiguas pesetas el que lo fichó en el verano de 1981.

Fue en el club blanco donde el legendario número 10 vivió los mejores años de su carrera deportiva, y llegó a consagrarse como el mejor pívot de España y uno de los mejores de Europa. Conquistó cuatro títulos de la Liga ACB (1982, 1984, 1985 y 1986), tres de la Copa del Rey (1985,1986 y 1989), una Recopa (1989) y un Mundial de Clubs (1982). En 1985 fue subcampeón de la Copa de Europa.

Petrovic-Fernado, una pareja para la historia.

Tras el periplo americano, en 1987 el Real Madrid puso sobre la mesa un contrato de 100 millones por temporada y Fernando volvió a la capital de España. Formando una pareja de ensueño con el recordado Drazen Pretovic ganó una una Copa del Rey (1989) y una Recopa de Europa (1989).

Con la selección también entró en la historia logrando la plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984 en un grupo también compuesto por jugadores emblemáticos como Juan Antonio Corbalán, Juan Antonio San Epifanio, Solozábal o Fernando Romay.

Fue Antonio Diáz-Miguel quien le dio la alternativa en 1981 en el combinado nacional, disputando un total de 72 partidos. Además del éxito de Los Ángeles, Fernando también consiguió  la medalla de plata en el Eurobasket de Nantes’83.

El 3 de diciembre de 1989 era un día frío y lluvioso en la Capital de España. El Madrid se enfrentaba al CAI Zaragoza en el Palacio de los Deportes y el carismático pívot era baja  debido a sus continuos dolores de espalda. Aquel 3 de diciembre su Lancia Thema 8.32, saltó una mediana e invadió el carril de sentido contrario impactando contra otro vehículo. Nos dejaba de unos de los mejores deportistas en la historia de este país. Fernando Martín se convertía en un mito.


Deberías saber

  • En 1985 fue el primer jugador español en ser incluido en el draft. Lo eligieron los New Jersey Nets. Viajó a Estados Unidos para disputar el campus de verano de este equipo y, a su finalización, se le propuso firmar un contrato no garantizado. Martín lo rechazó.
  • Cuando firmó por el Madrid en 1981 también lo hizo su hermano Antonio Martín que después fue directivo del club blanco.
  • Formó con Drazen Petrovic unos de las mejores parejas a nivel europeo. El jugador yugoslavo también falleció tristemente en un accidente de tráfico.
  • Desde su fallecimiento, ningún otro jugador ha vuelto a lucir el número 10 en la camiseta del Real Madrid.
  • Es miembro desde el 1 de marzo de 2007 del Salón de la Fama FIBA.
  • Dinamic Software publicó en 1987 un videojuego, “Fernando Martín Basket Master” basado en la figura del jugador del madrileño.
  • El 14 de febrero de 2009, fue homenajeado por  Rudy Fernández, jugador español de los Portland Trail Blazers cuando realizó uno de los mates del concurso del All Star 2009 de la NBA con una réplica de la camiseta que lució en su temporada en el equipo de Portland, con su nombre en el dorsal y el número 10.

Pedro Antolinos

Anuncios