Si hay algo que no se le puede negar al Barça es su regularidad.Perder solo 2 partidos en 38 jornadas, y ganar 29 partidos de 36 bien valen una Liga. Con el empate en el Ciutat de Valencia, el Barcelona certifica su tercera liga consecutiva desde que Pep Guardiola se sienta en el banquillo blaugrana. Con el título liguero en el bolsillo, ahora el conjunto azulgrana ajusta el punto de mira con vistas a la final de la Champions que le enfrentará al Manchester United en el estadio de Wembley.

 

El Barcelona consigue su quinto título liguero en 7 años. Una hegemonía que tenía como principal obstáculo el Real Madrid de José Mourinho. Los blancos montaron un equipo temible, y prepararado para desbancar al Barça de los más altos. Pero los tropiezos en campos “pequeños” como Levante o Almería no son la mejor ayuda. Eso unido a la derrota por 5-0 en el Camp Nou, y el empate en el Bernabeu, el Madrid estaba a expensas de un pinchazo barcelonista. Pero es que lo de la Ciudad Condal solo han perdido 8 partidos en 3 temporadas.Un dato realmente increíble.

Pese a todos los elogios el equipo de Pep Guardiola tiene trabajo pendiente para la próxima temporada. Todos sabemos recitar el equipo titular del Barça: Valdés – Alves, Piqué,Puyol.Abidal – Busquets,Xavi,Iniesta – Messi,Villa,Pedro. Hasta ahí todo muy bien. Pero qué queda en el banquillo. Keita, Mascherano o Adriano han servido como parches. Pero los Bojan, Afellay o Maxwell no han dado la talla. Los culés necesitan mejorar su fondo de armario. Más que nada porque el Real Madrid ya ha movido ficha. Nuri Sahin dará un plus al equipo de Mourinho. Y el Barça necesitara hacerlo para volver a superar a los de Chamartín. Nada más que felicitar al Barcelona y esperar con ansia los duelos que nos aguardan el año que viene.

Patrik Hernández

Anuncios