La imagen del Gran Premio: Marco Simoncelli tirando a Dani Pedrosa, que se fracturó la clavícula

Con la llegada del mundial al mítico circuito de Le Mans se recuperaba el orden lógico de las carreras. Las 125 salían a pista con Nico Terol como referencia buscando su cuarta victoria consecutiva; pero hoy se ha encontrado con un Maverick Viñales estelar, que se ha convertido en el ganador español más joven de la historia, superando a Jorge Lorenzo; y tercero de todos los tiempos, tras Marco Melandri y Scott Redding.

Nada más darse el banderazo de salida Nico empezó a tirar y sólo Maverick pudo seguirle, dejando la prueba en un mano a mano desde los primeros compases. Se fueron dejando pasar el uno al otro durante toda la carrera; y el mayor ritmo de carrera cuando Nico tiraba hacía pensar que el valenciano tenía algo guardado para festejar el centenar de carreras en el mundial con una nueva victoria. Pero Maverick aguantó el tirón final y aprovechó un pequeño error de Terol en la última doble curva para sobrepasarle casi sobre la misma línea y conseguir la primera victoria de su vida en la cuarta carrera en la que toma parte.

Por detrás, al inicio se formó un quinteto con Faubel, Vázquez, Folger, Cortese y Oliveira; pero el portugués se fue quedando y su hueco fue cubierto por Zarco, que remontaba posiciones tras una mala salida. Gadea intentó hacer lo mismo y superó a Oliveira, pero no consiguió llegar al grupo.

El quinteto rodó unido hasta las últimas vueltas, en las que Efrén Vázquez consiguió dar un tirón y coger algo más de un segundo de ventaja; que a la postre sería suficiente para que el vasco se subiese al cajón por primera vez esta temporada. Faubel completó el póker español en cabeza al imponerse a Zarco. Sexto llegó Folger que le ganó su duelo particular a Cortese.

Más atrás fueron entrando Gadea (8º), Salom (10º) y Moncayo (11º), con el portugués Oliveira intercalado en la novena posición. Adrián Martín también entró en los puntos al entrar décimo cuarto; mientras que Joan Perelló fue el único de los nuestros que no consiguió terminar.


La mañana pintaba bien en la llegada a Moto2, con Marc Márquez cumpliendo su Gran Premio número cincuenta y tratando de sumar sus primeros puntos en la categoría. No empezaron bien las cosas para el piloto catalán, que nuevamente falló en la salida y se vio décimo en los primeros compases de la misma. Por delante, Iannone se iba al suelo a las primeras de cambio mientras se escapaba un grupo formado por Bradl, Luthi, Takahashi, Simón, Aleix y Corsi.

Mientras el italiano perdía fuelle Marc remontaba posiciones y conseguía contactar con el grupo de cabeza, en el que Bradl mandaba con autoridad. Mientras Márquez iba ganando posiciones poco a poco, Aleix se descolgaba y caían unas pocas gotas de lluvia que hacían pensar que la carrera podía ser suspendida y dada por finalizada, con lo que era importante pasar lo más arriba posible por línea de meta en cada vuelta.

Luthi se puso en cabeza por delante de Takahashi, mientras Marc aprovechó un barullo para colarse delante de Bradl y Simón. A partir de ahí se lo tomó todavía con más calma, primero para deshacerse del japonés para finalmente rebasar al suizo y liderar la carrera. Pero si hay algo que no va con Marc es el conformismo, y esta vez no iba a ser menos. Nada más ponerse en cabeza aprovecho las dudas de los demás ante la llegada de la lluvia y dio un tirón que a la postre resultaría definitivo para terminar ganando en solitario; convirtiéndose en el ganador más joven de la historia de la categoría y sumando su undécima victoria mundialista. El dato curioso fue ver al piloto catalán brindando por fin con cavá, tras haber tenido que celebrar sus 10 victorias en 125 el año pasado con una lata de Red Bull.

Por detrás Takahashi se mostraba como el más sólido y lograba hacerse con la segunda posición, consiguiendo por primera vez en su carrera enlazar dos podios. El líder del mundial Stefan Bradl completaba el cajón mientras Simón se deshacía de Luthi para llegar cuarto y escalar a la segunda posición de la general.

Aleix finalmente llegaba sexto tras rodar la última parte de la prueba totalmente en solitario, mientras Corsi se hacía con la séptima posición sin mayores problemas. Tras ambos llegaba un grupo comandado por Aegerter, Smith y De Angelis; con Pol Espargaró de nuevo en los puntos al llegar décimo tercero. Kenny Noyes se quedó cerca de puntuar al acabar 17º, “Tito” Rabat no tuvo su carrera y sólo pudo ser 21º, con Xavi Forés en 29ª posición. No consiguieron acabar Ricky Cardús ni Axel Pons, que puede irse contento del trazado francés tras su aparatoso accidente del sábado, que afortunadamente no le ha dejado secuelas físicas relevantes.

Con el doblete ya en el bolsillo, y con dos ganadores jovencísimos –Viñales con 16 años y Márquez con 18-; llegaba el plato fuerte con el dominio de la Honda en clasificación, con Stoner, Simoncelli, Dovizioso y Pedrosa en los cuatro primeros puestos de la parrilla de salida.

Lorenzo llegaba tocado tras su caída en el Warm Up en un día de aniversarios, ya que si Márquez cumplía su Gran Premio número 50 y Terol el número 100; Jorge se convertía en el piloto más joven de la historia en llegar a las 150 carreras en el mundial.

Y para añadir más pimienta a la categoría, estaba por ver la actitud de los pilotos punteros del mundial tras las últimas polémicas; con toda la parrilla excepto Rossi advirtiendo de la excesiva fogosidad de Simoncelli y con la multa a Stoner por su incidente con Randy De Puniet.

La carrera empezó como casi siempre, con una increíble salida de Dani que se colocaba en cabeza por delante de Stoner, Simoncelli, Lorenzo, Dovizioso, Rossi y Edwards; mientras De Puniet era el primero en irse al suelo. Pero Stoner no tardó mucho en hacer valer el ritmo de carrera que había mostrado en clasificación, poniendo tierra de por medio con Pedrosa y Simoncelli, que lucharon por el segundo puesto hasta que la enésima maniobra discutible del italiano acabó con Pedrosa por los suelos con la clavícula rota.

Marco recibió un “drive through” que a la postre le compensó bastante, tras tirar al suelo a uno de sus rivales y conseguir acabar quinto. Con Dani en el hospital, Marco penalizado y Casey muy por delante, la lucha por el segundo puesto quedaba reducida al grupo formado por Lorenzo, Rossi y Dovizioso. A Jorge se le presentaba una buena ocasión para ser segundo y abrir brecha en la general, pero se vio superado por los dos italianos y después se coló en una curva; lo que le privó de luchar por el cajón y le llevó a conformarse con el cuarto puesto, mientras Dovi se imponía a Vale por la segunda posición en lo que era el primer podio de la temporada para ambos.

Tras Simoncelli llegaban Spies y Hayden, mientras Aoyama entraba octavo totalmente en solitario. Noveno llegó Héctor Barberá, que logró imponerse en su particular lucha con Abraham (10º), Elías (11º) y Bautista (12º). A dos vueltas entró Edwards que logró sumar tres puntos tras haberse ido al suelo cuando marchaba séptimo. Además de Pedrosa y De Puniet, tampoco lograron acabar Crutchlow y Capirossi.

Al final los españoles se marchan de Le Mans con un sabor agridulce. Empezó bien la mañana con un triplete en 125 con la primera victoria del nuevo crack del motocicilsimo español, Maverick Viñales; y con el estreno de Marc Márquez en Moto2. Las malas noticias llegaron hoy en MotoGP, donde Lorenzo sólo pudo ser cuarto y Dani acabó lesionado, dando credibilidad a las múltiples voces del paddock que se alzaron durante la semana contra la desmedida agresividad de Simoncelli. Ahora es la Comisión de Seguridad la encargada de acabar con esto, y atendiendo a los precedentes es bastante posible que dejen a Marco en la nevera en la próxima cita, que tendrá lugar en Montmeló el 5 de Junio.

CLASIFICACIONES Y RESULTADOS:

Nacho González
Anuncios