Bueno, pues 20 años después el Deportivo de la Coruña vuelve a Segunda División. Han sido años de sonrisas y lagrimas en la capital coruñesa. Con los Fran, Beteto y Manjarín estuvieron cerca de la gloria en aquel mítico penalti fallado por Djukic; los Tristán, Makaay, Djalminha y Donato se encargaron en el 2000, de establecer justicia y conquistar la primera Liga para el Deportivo.

20 años con dos copas. Una ganada al Valencia en el diluvio del Bernabéu y otra ganada al Real Madrid en el día en el que el club blanco cumplía 100 años. Copas y Ligas aparte, el papel del Deportivo por Europa ha sido lo más destacado y lo más relevante de su larga estancia en el paraíso. ¿Quién no estuvo con el Depor en el partido frente al Milan o el Oporto?

Ayer noche, Coruña vio como su equipo sacaba un billete de ida a Segunda División. Debía ganar en casa a un Valencia que no se jugaba nada. Falló, un gol de Aduriz en los primeros minutos de partido le valió al conjunto valenciano. Los deportivistas con el nerviosismo y la imprecisión propia de ver de cerca el abismo no tuvieron el acierto necesario para sobrepasar una linea de gol que les hubiera dejado en Primera.

El Depor se jugaba la vida ante un equipo con los deberes hechos. Si no eres capaz de ganar este tipo de partidos no mereces estar en primera. Es dura la realidad. Desde hoy, esperamos con ahínco que este histórico de nuestro fútbol con una afición excelente vuelva a la élite el próximo año.  Valerón merece retirarse en lo más alto.

Un empate deportivista hubiera mandado a Segunda División al Mallorca. Los de Laudrup cayeron 3-4 ante un Atlético que no irá a la Europa League de formá directa. Los baleares han hecho un claro ejercicio de relajación que ha estado a punto de mandarlos a segunda. Todo lo contrario que el Zaragoza, ayer en el Ciutat de Valencia la afición volvió a estar de su lado. Es preciso decir que con Gabi todo es más fácil, con dos goles, el capitán deja a su equipo en Primera División.

Equipos de primera también son Real Sociedad y Getafe. Ayer firmaron unas tablas que bien les valía para lograr el objetivo. En Donosti han hecho un buen trabajo y ahora el objetivo es asentar al equipo en la categoría, por su parte, en el sur de Madrid se deben hacer las cosas mejor. Míchel parece que no seguirá y los “pedrodólares” esperan en el horizonte.

 Hasta aquí todo por esta temporada. Otro año bipolar con un trágico desenlace en la parte baja de la tabla. Deportivo, Hércules y Almería dejan su sitio en la élite a Betis, Rayo y un tercero. Lagrimas de descenso y sonrisas de títulos y goles. La Liga nos deja hasta agosto, aquí esperamos.

Pedro Antolinos

Anuncios