Vente pa’ Alemania, Elber

Giovane elber, despuntó y se dió a conocer como goleador en el Bayern de Munich, donde vivió su mejor época como futbolista, pero antes y después ha jugado en otros equipos europeos donde no lo hemos visto mucho. Se retiró en 2006 pero aún sigue ligado al mundo del fútbol, ejerciendo de caza talentos.

Giovane nació en la localidad brasileña de Londrina. Siendo un niño empezó a jugar en el club de su ciudad, el Londrina EC. Pronto llamó la atención de los ojeadores del Milán y en 1991 y con tan solo 19 años fue fichado por el club lombardo. En Milán no contó con ninguna oportunidad por lo que no le sirvió de escaparate y buscó una oportunidad en una liga menor europea, la suiza. Su destino en Suiza fue el Grasshopper de Zurich, donde hizo sus deberes ganando copa el trofeo de máximo anotador, triunfos que le sirvieron para brillar y ser fichado por el Stuttgart alemán.

En su primera etapa en Alemania con el BfV Stuttgart, donde se mantuvo tres temporadas, formó en la delantera con Bobic y Balakov, delantera que fue apodada como el triángulo mágico. Su actuación más destacada en esta etapa, fue la final de Copa del 97 donde anotó los goles que le dieron la victoria a su equipo contra el Energy Cottbus.

Tras su gesta en la final de copa del 97 llegó el Bayern y se hizo con sus servicios. En Munich llegó su mejor época marcando 92 goles en 5 temporadas, y alzándose con el record de goles de un extranjero en la Bundesliga con la marca de 133 dianas. Aún así en España es más conocido por sus actuaciones en Champions y sobre todo por su victoria en la final de 2001 contra el Valencia. En esa final no marcó el gol del equipo y tampoco estuvo en la tanda de penaltis, pero gracias a sus goles en el resto de eliminatorias, el equipo bávaro pudo disputar esa final.

En el año 2003 con 31 años decidió cambiar de aires y marcharse de Alemania. Su destino fue el Olympic de Lyon, donde disputó una temporada marcada por las lesiones anotando solo 11 goles, pero consiguiendo la Supercopa de Francia. Pero las lesiones y sus diferencias con directivos de club francés le devolvieron a Alemania, esta vez su destino sería el Borussia Monchengladbach. En este clásico germano llegó la decadencia, solo disputó cuatro partidos y sus actuaciones más destacadas fueron en la prensa donde no paró de criticar a su entrenador, Horst Koeppel. Sus criticas al entrenador y las sospechas que despertaban sus supuestas lesiones, le costaron una multa de 10 mil euros, el despido y un billete de vuelta a Brasil, sin vuelta.

Tras lo que podríamos decir que fue una carrera exitosa en Europa marchó a Brasil, al Cruzeiro. En el equipo carioca, tras disputar una buena temporada marcando 16 goles decidió retirarse del fútbol, debido a su dolor crónico en el tobillo y la depresión que le causó la muerte de su padre ese mismo año. Tras su retirada, el club germano decidió contratar sus servicios de nuevo pero esta vez como caza-talentos.

Curiosidades

A pesar de ser un gran delantero, solo jugó 15 veces como internacional con Brasil, ello es debido a la gran competencia que tenía, Ronaldo, Romario etc.

Su lesión en Lyon le abrió las puertas de Europa al brasileño del Villarreal, Nilmar, que llegó al Olympic para suplirle.

Ha conseguido títulos con todos los equipos que ha jugado a excepción del Borussia MG aunque para él nunca ha jugado allí.

Horst Koeppel llegó a decir de él, que era el futbolista más vago con el que jamas ha trabajado.

Su record de máximo goleador extranjero en la Bundesliga fue superado por el peruano Claudio Pizarro, que fue compañero suyo en el Bayern.

Anuncios