Alberto Contador se ha vestido la “maglia rosa” en Milán para celebrar el triunfo en el que es el segundo Giro de Italia de su palmarés. Con este suma seis grandes vueltas en su vitrina de trofeos, junto a tres victorias en el Tour de Francia y una Vuelta a España. El que se perfila para batir records en el ciclismo español sigue arrastrando su acusación de dopaje (pendiente de la decisión del TAS), pero mientras tanto él a lo suyo, “suma y sigue”.

Los aficionados al deporte de la bicicleta no pueden negarlo: el de Pinto ha corrido un Giro impecable. Calculando y dominando perfectamente la ronda italiana desde que se vistió el jersey rosa, a pesar de asegurar que ha sido la carrera más dura de su vida, el español ha ofrecido una imagen de ciclista completo y líder por encima de todo. Pero no solo eso ha dejado ver Contador, además ha mostrado una deportividad admirable cediendo la victoria de etapa a Rujano y Tiralongo cuando estos lo merecieron.

Su destreza en las escaladas lo colocaron a más de cinco minutos de sus perseguidores en la clasificación general, y hoy, con su tercera posición en la crono a pesar de no querer arriesgar, ha demostrado que es un todoterreno sobre dos ruedas. Finalmente ha aventajado al subcampeón  Scarponi en seis minutos y diez segundos, dejando tercero a Nibali.

Contador ha logrado también la malla roja de la regularidad y se lleva dos triunfos de etapa (en el Etna y en Nevegal). El resto de los premios finales los merecieron Garzelli (premio de la montaña) y Kreuziger (mejor joven). El distintivo como mejor equipo se lo adjudicó el Astana.

Un Giro marcado trágicamente por la muerte del belga Wouter Weylandt en la tercera etapa, y rematado con la noticia del fallecimiento en un triste accidente de Xavi Tondo en Granada, ha dado la alegría de ser una gran carrera para los españoles. A Alberto Contador le quedan ahora unos días difíciles, pendiente de resoluciones. Mientras tanto disfrutemos de un genial deportista.

La anécdota: durante la entrega de premios en Milán, cuando se entregó el trofeo a Contador, sonó el himno español con letra (de los años de la dictadura franquista).

Kike Martín

Anuncios