La hostilidad de Montmeló hacia Simoncelli fue una constante a lo largo del fin de semana

Llegaba el mundial a Catalunya para celebrar las dos décadas de Montmeló en el calendario. Y lo hacía sin el más laureado piloto local, Dani Pedrosa; que no pudo recuperarse de su lesión de hace quince días en Le Mans, cuando Simoncelli hizo de las suyas y se llevó al catalán al suelo. Tras un viernes y un sábado donde los abucheos a Marco fueron la tónica, llegó el domingo con 125 para abrir boca.

Nico Terol salió bien desde la pole y rápidamente Maverick Viñales le cogió la rueda, aunque el francés Johann Zarco no tardó demasiado en unirse a ambos para formar el terceto de cabeza que habría de disputarse la victoria. Los alemanes Cortese y Folger no conseguían hacer una buena salida y se veían forzados a una remontada para salvar el mayor número de puntos posibles, mientras en el primer giro quedaban fuera de combate pilotos como el portugués Oliveira, el malayo Khairuddin y los ingleses Webb y Stafford.

El trío de cabeza rodó junto la primera mitad de la carrera, con Maverick y Nico alternándose en primera posición y Zarco más a la expectativa. Por detrás, Faubel y Folger rodaban juntos por delante de un grupo con Cortese, Gadea y Efrén Vázquez, que se vio obligado a colarse en una recta al ser adelantado por Folger y perdía unos segundos decisivos que le privaban de una hipotética lucha por el podio.

 

Viñales no pudo seguir el ritmo de Terol y Zarco y decidió conformarse con subir al cajón por segunda vez consecutiva, mientras Efrén trataba de remontar y Faubel se hacía un recto que le retrasaba hasta la octava posición, justo detrás de Gadea. Y así llegaba la última vuelta, con un bonito mano a mano entre Nico y Johann que el francés quiso empañar con una maniobra muy fea en la última curva, donde sacó descaradamente a Nico Terol de pista para imponerse sobre la línea de meta.

Pero la alegría le duró poco a Zarco, ya que Dirección de carrera decidió penalizarle con 20 segundos que le mandaban a la sexta plaza, otorgándole a Nico Terol la cuarta victoria en cinco carreras, a Maverick un segundo puesto que sabe a victoria y a Jonas Folger un podio totalmente inesperado. El alemán había ganado la lucha por la supuesta cuarta plaza a su compatriota Cortese y a Efrén, que tras la penalización se aupó al quinto puesto.

Séptimo logró entrar Faubel por delante de Gadea, con Adrián Martín ganando la lucha del grupo siguiente y logrando entrar noveno. Moncayo fue el último español que se metió en los puntos al ser 15º, con el wild-car Josep Rodríguez 23º y Joan Perelló 27º. El mallorquín Luis Salom no pudo terminar pese a estar casi toda la carrera luchando por el top10.

Con la polémica de Zarco todavía en carne viva aparecía en pista la parrilla de Moto2, donde Simón realizó una salida magistral que llevó a cabeza de carrera junto a Bradl y Espargaró. Por detrás, Marc Márquez se obligaba a la enésima remontada tras otra salida mediocre.

El gran susto se produjo unas vueltas más tardes, cuando un enganchón entre Thomas Luthi y Yuki Takahashi dejaba a los dos pilotos en medio de la pista. Durante un par de segundos el fatídico recuerdo de Tomizawa inundó las mentes de todo el paddock, pero afortunadamente se quedó ahí. Los dos pilotos consiguieron salir a la hierba corriendo y los demás pudieron esquivarles sin mayores problemas, aunque Marc se vio forzado a realizar una pequeña excursión por la escapatoria.

Pero lo que si causó este percance fue un corte entre los cinco primeros, con Bradl, Simón y Aleix perseguidos de cerca por los compañeros de equipo Sofuoglu y Aegerter detrás, mientras Corsi y Márquez se quedaban cortados. Fue entonces cuando el 93 se puso el mono de trabajo, supero a Corsi y empezó a tirar hasta llegar a rueda de Aegerter, a la vez que Bradl aprovechaba que Simón y Aleix se enzarzaban en una lucha por el segundo puesto y lograba coger un segundo de ventaja.

Seis pilotos se preparaban para diez vueltas de infarto. Bradl con unos metros de ventaja sobre un grupo donde rodaban ya juntos Simón, Aleix, Sofuoglu, Aegerter y Márquez, ya que Corsi no pudo seguir el ritmo del español. Dos vueltas después el suizo se iba al suelo, y tres vueltas más tarde el turco se llevó por delante a Simón en una fea caída. El de Villacañas salió volando por encima de la moto, fue impactado por la montura de Sofuoglu y finalmente dio con sus huesos contra los neumáticos de protección. Por suerte pudo ponerse de pie para la tranquilidad de la parroquia, y el turco corrió a disculparse y a interesarse por el estado del español. Más tarde se confirmó que sufré rotura de tibia y peroné, con lo que prácticamente dice adiós a todas sus opciones de título. Además ahí acabó la emoción por el podium, que quedó ya definido.

Las tres caídas terminaron de romper el grupo: Bradl cogió todavía más distancia sobre Marc y Aleix, mientras Corsi se encontraba casi sin querer con la cuarta posición. Detrás un enorme grupo con “Tito” Rabat y Axel Pons se le abría la opción de luchar por el quinto, pero el hijo del doble campeón de 250 se fue al suelo a cuatro vueltas del final.

Con las cuatro primeras plazas ya consolidadas, la emoción estaba en la lucha por el quinto, donde Rabat luchaba con Alex de Angelis, Randy Krummenacher, Mika Kallio y Bradley Smith, que se hizo un recto en la última vuelta que le llevó a acabar fuera de los puntos. Al final tercera victoria de Bradl que también es más líder, por delante de Marc y Aleix, que conseguía así el primer podio de su vida. Cuarto llegó Corsi en solitario y finalmente quinto fue Krummenacher tras imponerse a de Angelis, Rabat (7º) y Kallio. Pol Espargaró se quedó a las puertas de los puntos al ser 16º y Carmelo Morales fue 18º. No terminaron Axel Pons, Xavi Forés, Kenny Noyes ni Simón, mientras que Ricky Cardús no pudo tomar la salida tras ser operado recientemente de apendicitis.

Pero si había un hombre feliz en Montmeló era el mayor de los hermanos Espargaró, Aleix; que por fin probó las mieles del cajón en el mundial.

Con Terol y Bradl ampliando sus distancias, salieron a la palestra los pilotos de MotoGP con Simoncelli como gran protagonista, no sólo por haber estado en boca de todo el paddock durante el último mes, sino porque salía desde la pole por primera vez en la categoría reina. Con Dani Pedrosa y Colin Edwards ausentes sólo 15 pilotos tomaban la salida.

Se apagó el semáforo y Marco no supo aprovechar su lugar de privilegio, sino que fueron Stoner y Lorenzo los que cogieron la cabeza de la prueba y empezaron a abrir hueco con Ben Spies, que logró unos metros sobre Dovizioso y Rossi. Por detrás, Simoncelli tardó unas cuantas vueltas en deshacerse de Hayden; mientras que en la cola del grupo Randy De Puniet e Hiroshi Aoyama se iban al suelo.

Pero cuando Stoner impuso su ritmo, Lorenzo empezó a quedarse atrá, hasta dar por buena la segunda plaza. Desde ahí no paso absolutamente nada en las ocho primeras posiciones. Casey Stoner tuvo una victoria plácida que sólo peligro ante la amenaza de lluvia, pero finalmente el líquido elemento no hizo acto de presencia y el australiano volvió a mostrarse como el hombre a batir esta temporada. Lorenzo entró segundo sin problemas y mantiene el liderato del mundial, mientras Spies aguantaba el tercer puesto y conseguía el primer cajón del año.

Dovizioso entró cuarto, de nuevo por delante de Rossi, mientras Simoncelli era sexto sin hacer absolutamente nada –ni bueno ni malo-. Crutchlow (7º) y Hayden (8º) llegaron también en solitario, y la lucha por el noveno puesto se resolvía a favor de Capirossi, que se impuso a Abraham, Barberá y Bautista. Toni Elías acabó 13º y último en otra carrera para olvidar.

En resumen buen fin de semana para los nuestros, con una victoria y cinco podios. Nico Terol y Stefan Bradl aumentan su distancia en la general y Stoner acecha a Lorenzo en la de la categoría reina. Se repiten los tres ganadores de Qatar. La próxima carrera será dentro de una semana, el 12 de Junio en el circuito inglés de Silverstone.

En el otro lado del paddock, todas las miradas tenían un objetivo: la celebrity americana Paris Hilton, que al fin se dejó ver para mostrar su apoyo a sus pilotos, especialmente a Maverick Viñales. Como suele ser costumbre en ella, no paso desapercibida en ningún momento.

RESULTADOS Y CLASIFICACIONES:

Nacho González

Swinxy Sports

Anuncios