Ahora que la selección absoluta es campeona de Europa y del Mundo, ya no hay urgencia de títulos. Pero antes era la cantera la que nos daban las alegrías, y los chavales de las diferentes categorías no paraban de proclamarse campeones. La selección Sub 21 tiene la posibilidad de nuevo de conseguir otro trofeo para las vitrinas de la Federación Española de Fútbol. El próximo sábado 11 da comienzo el Europeo que se disputará en Dinamarca.

El seleccionador Luis Milla se lleva al país escandinavo, una selección plagada de jugadores de Primera división, y más que probable base de la absoluta de aquí a un par de años. Analizando línea por línea, nada tiene que envidiar los 23 convocados españoles a cualquier plantilla que nos podamos encontrar en Europa.

David de Gea será el portero titular, con Miño y Mariño como suplentes. El futuro dueño de la portería de Old Trafford es una verdadera garantía para mantener el arco a cero. La defensa estará formada por Jose Ángel, Dominguez, Víctor Ruíz y Didac Vilá. A estos cuatro le acompañan Mikel San José, Botía, Azpilicueta y Martín Montoya. Seriedad y buena salida de balón se conjugan entre estos defensores. Con el centro del campo llega la magia: toque y calidad, marca registrada de la cantera patria. Con Thiago, Parejo, Javi Martínez, Rubén Pérez, Nsue, Capel y Ander Herrera. Milla va a tener un problema para elegir cuales van a ser los titulares; pero claro, bendito problema. Y para completar este grandísimo plantel, una terna de delanteros muy apetecible: Bojan, Adrían López, Mata, Muniain y Jeffren. Si a esto añadimos el sello “tiki-taka”, que ya es seña de identidad española, tenemos un equipo que se le tiene que pedir llegar a lo más alto. Pero no lo va a tener fácil la “rojita”. Está encuadrado en Grupo B junto a la República Checa, Ucrania y la otra gran favorita, Inglaterra.

Los britanicos componen un grupo que también quita el hipo. La ciudad de Manchester iba a estar al cargo de la defensa: Chris Smalling del United y Micah Richards del City. Pero el “Citizen” se ha caído de la lista final por una lesión. En la medular nos encontramos con Henderson ( jugador del Sunderland, pero que ya ha llegado a un acuerdo para jugar con el Liverpool la próxima temporada) y el mediocentro del Everton, Jack Rodwell. En punta de ataque la pareja Sturridge & Welbeck garantizan goles. Pero lo mejor del equipo no vamos a poder disfrtularlo. El seleccionador Stuart Pearce deja en las islas a dos estrellas: Jack Wilshere y Andy Carroll. Varias bajas (tambíen hay que añadir la del gunner Gibbs, lesionado de última hora) que no disminuyen el peligro del equipo inglés. Españoles y británicos se enfrentaran en la primera jornada. Por su parte Ucrania llega a Dinamarca con Andriy Yarmolenko, delantero del Dinamo de Kiev, y Taras Stepanenko, centrocampista del Shaktar, como estandartes ofensivos; y el central del Shaktar, Rakitskyi, como jefe de la defensa. Queda pues la República Checa, el único equipo que acabó invicto la fase de clasificación. Tendrá en el centrocampista del Kaiserlautern, Jan Moravek, a su estrella.

Por su parte, el grupo A está formado por Dinamarca, Suiza, Islandia y Bielorrusia. Los anfitriones tienen ganas de dejar el trofeo en casa. El empuje de la afición va a ser clave, y el delantero del Villarreal B, Nicki Bille Nielsen buscará marcar los goles que hagan falta para coseguir ser campeones. Le ayudará en busca de ese objetivo una de las grandes promesas del Ajax: Christian Eriksen. Los daneses tendrán una baja muy sensible en Simon Kjaer. El central del Wolfsburgo será el mariscal de la defensa de la futura “Danish Dynamite”, pero no podrá ayudar a sus compañeros en esta aventura. Aún así, el entrenador Keld Bordinggaard tendrá que reestructurar la defensa para no tener problemas. El gran rival de los daneses, será Suiza. Los helvéticos llegan con prácticamente el mismo grupo que conquistó el Mundial sub-17 de 2009, disputado en Nigería. Aquel campeonato dio a conocer nombres como Ben Khalifa, Xhaka o Kasami. Ahora, esos jugadores quieren demostrar que han seguido con su progresión, y buscan colocar a Suiza en los altares del fútbol juvenil. Junto a otros jugadores como Shaqiri o Gavranovic, los chicos de Pierluigi Tami buscará mejorar la última actuación suiza en un Europeo Sub 21. Fue hace siete años, con una plantilla que contaba con Barnetta o Senderos, y que no consiguió pasar de la fase de grupos. El tercero en discordia es Islandia. Un país del que algunos solo han escuchado hablar, en cuanto a lo futbolístico, de Eydur Gudjonssen o de las celebraciones “pintorescas” del Stjarnan. Pero en realidad su trabajo de base está siendo muy bueno, y la mayoría de los componentes de esta Sub 21 juegan en ligas extranjeras. Incluso algunos destacan en Alemania, Holanda o Inglaterra. Entre la “perlas” islandesas contamos a Jóhann Gudmundsson (AZ Alkmaar), Gylfi Sigurdsson (TSG Hoffenheim 1899), Aron Gunnarsson (Coventry City FC) o Kolbeinn Sigthórsson (AZ Alkmaar). El conjunto dirigida por Eyjölfur Sverrisson busca hacer un buen papel, y convertirse en la sorpresa del torneo. La cenicienta en Dinamarca es Bielorrusia. Entrenados por Georgi Kondratyev, cuenta con cuatro jugadores que ya han debutado con la selección absoluta: Yegor Filipenko, Mikhail Sivakov, Denis Polyakov y Andrei Voronkov. Yurchenko,su máximo goleador en la fase de clasificación, y uno de los mejores jugadores bielorrusos, se pierde el torneo por lesión.

Ojeadores y directores deportivos de todos los clubes estarán atentos a este torneo, en busca de una estrella del firmamento fútbol. Al resto, nos queda disfutar, que no es poco. Y esperar que la “Rojita” nos deslumbre una vez más y pueda levantar el trofeo que los adjudique de nuevo como campeones de Europa.

Patrik Hernández (@PatrikSeppanen)

Anuncios