5 nuevos títulos se estrenan en nuestras pantallas. Vayamos pues a analizar dichos estrenos.

Hanna (íd, 2011) es un film que puede ser importante en el devenir de los que llevamos de año. El argumento es interesante; dirigida por el interesante Joe Wright, la banda sonora de Chemical Brothers y actores de la talla de Eric Bana o Cate Blanchett para aderezar la función.

Sinopsis: Una chica de catorce años (Saoirse Ronan) que vive en la Europa del Este es entrenada por su padre (Eric Bana) para llegar a ser una asesina profesional. Una fría agente de inteligencia (Cate Blanchett) será la encargada de supervisar sus misiones.

Valoración: Una película original y que promete ser divertida, amén de tener todos los ingredientes para un buen thriller.

 

Insidious (id, 2011) es un film de terror del director James Wan, creador de la saga Saw. Con lo cual sabemos que habrá un poco de sustos acompañado de toques gore.

Sinopsis: Josh (Patrick Wilson), su esposa Renai (Rose Byrne) y sus tres hijos acaban de mudarse a una vieja casa. Pero, tras un desgraciado accidente, el hijo pequeño entra en coma y, al mismo tiempo, empiezan a producirse en la casa extraños fenómenos que aterrorizan a la familia

Valoración: Estoy un poco cansado de los films sobrenaturales de posesiones. El que sea un fijo del género, ese es su estreno de la semana.

El diario de Greg 2: La ley de Rodrick (Diary of a wimpy kid 2: Rodrick rules, 2011). Propuesta para los adolescentes y seguidores de este libro que hace las delicias de los más pequeños.

Sinopsis: Adaptación del segundo libro de la serie de Wimpy Kid, de Jeff Kinney. Greg Heffley (Zachary Gordon), que ahora está en séptimo curso, sigue haciendo frente a sus problemas, pero ninguno más importante que los castigos de su hermano mayor Rodrick (Devon Bostick), que sigue intentando arruinarle la vida.

Valoración: Conocedor de los libros -son entretenidos y no son nocivos para la mente infantil- y de la primera película puede gustar y bastante al público de la franja entre 8 y 15 años. Película blanca que se deja ver para toda la familia.

Almas condenadas (My soul to take, 2011) es la nueva propuesta en el género de terror slasher de Wes Craven, en otro intento por rememorar viejos laureles de su pasado más exitoso.

Sinopsis: En la tranquila y pequeña ciudad de Riverton, la leyenda cuenta que un asesino en serie juró regresar para matar a los siete niños que nacieron la noche que él murió. Han pasado 16 años, y vuelve a haber desapariciones. ¿Se ha reencarnado el psicópata en uno de los siete adolescentes o sobrevivió aquella noche que le dieron por muerto? Sólo uno de los chicos sabe la respuesta.

Valoración: Clásico film de terror con adolescentes jóvenes y guapos con sustos importantes de por medio. Veremos como reacciona el respetable pero si consigue dar miedo bastante será.

Los colores de la montaña (2010) es una coproducción entre Colombia y Panamá que parece llegar con la vitola de realismo crudo. Premiada en festival de San Sebastián. Es bueno ver llegar propuestas latinoamericanas.

Sinopsis: Manuel, un niño de nueve años, que juega al fútbol todos los días en el campo con una vieja pelota, sueña con llegar a ser un gran guardameta. Su alegría es enorme cuando, Ernesto, su padre, le regala un balón nuevo; pero, desgraciadamente, un accidente inesperado hace que el balón caiga en un campo minado. A pesar del peligro que supone, Manuel, que no está dispuesto a renunciar a su balón, convence a sus dos mejores amigos, Julián y a Poca Luz, para que le ayuden a recuperarlo. En medio de las aventuras y los juegos infantiles, los signos de un conflicto armado empiezan a perturbar la vida de los habitantes de La Pradera.

Valoración: La premisa de esa mundo en guerra y caos desde el prisma de un niño no es nueva pero no me parece desafortunada. Puede ser un film diferente y reflexivo.

Anuncios