El Europeo Sub 21 dio el pistoletazo de salida en el día de hoy con dos partidos. El grupo A, integrado por la anfitriona Dinamarca, junto a Suiza, Bielorrusia e Islandia. Después del análisis previo, llegaba el momento de demostrar en el campo la calidad que atesoran estos jugadores. Una sola jornada ha servido para que salga a la luz algún nombre propio y, casualmente, los dos son de Suiza: Yann Sommer y Xherdan Shaqiri.

El partido inaugural lo disputaron Islandia y Bielorrusia. A priori los islandeses salían con la vitola de favoritos. Pero los bielorrusos, pese a la baja de su delantero estrella, Yurchenko, llegaban al partido con la confianza que supone haber dejado fuera del torneo final a la cinco veces campeona del Europeo Sub 21: Italia. La primera parte fue una muestra del nerviosismo de los equipos. La posesión era dominada por Islandia, pero su juego carecía de oportunidades. Mientras, los de Kondratyev, agazapados, esperaban una oportunidad que les diera la ventaja. Llegaba el descanso, y los aficionados congredados en el estadio de Aarhus no habían podido todavía celebrar ningún gol.

La pausa sirvió para que los dos equipos se soltaran. Los escandinavos volvieron al campo con la intención de transformar en goles el dominio en la posesión. Pero su punto de mira no estaba bien regulado. El mejor ejemplo de esa falta de puntería fue el delantero del AZ Alkmaar, Kolbeinn Sigthorsson. Hasta en tres ocasiones perdonó el atacante islandes. Cuando no cruzaba demasiado el balón aparecia el portero Gutor para mantener el cero en el marcador. Ya se sabe que en fútbol, cuando uno perdona, se paga. Preciosa jugada de Dragun en el minuto 77, y cuando entra en el área es derribado por Gunnarsson. Penalti y segunda amarilla para el defensor. Voronkov no perdonó y se ponía a su equipo por delante, a poco más de 10 minutos para el final. Con el resultado en contra, Islandia buscó el empate, pero solo sirvió para dejar espacios en defensa. Un gran pase de Perepechko, que deja a Skavysh solo contra Eyjolfsson y 2-0. Con este resultado Bielorrusia se colocaba lider de grupo.

El segundo partido de la jornada iba a enfrentar a los dos favoritos: Dinamarca y Suiza. Los de casa querían empezar con buen pie, y confiaban en su mejor jugador: Christian Eriksen. Igual que en el otro partido, la tensión se notaba, pero la mayor calidad provocó varias ocasiones. En Suiza, un jugador era el más activo, el que estaba inmerso en toda jugada de peligro: Shaquiri. El jugador de orígen kosovar dispuso de la ocasiones más peligrosas. Así pues el césped de Aalborg sirvió para presenciar el primer gran duelo de este Europeo Sub 21: Eriksen contra Shakiri. La primera parte fue un tanteo entre ambos contendientes.

A la vuelta del descanso, la balanza se empezó a decantar del lado helvético. Grandísima jugada individual de Shaqiri, y el 10 suizo cruza la pelota ante Mikkel Andersen. Un gol que seguramente esté entre los mejores del torneo. El uno a cero enrabietó a los escandinavos. A partir de ese minuto, el partido se convirtió en un asedio contra la portería defendida por Yann Sommer. El cancerbero suiza desquició a la parroquia danesa con sus paradas. Con mucha seguridad, iba atajando cualquier disparo realizado por los chicos de Bordinggaard. En el último cuarto de hora, Dinamarca tuvo la posibilidad de empatar. Primero con un remate de Dalsgaard que, solo delante del portero, no supo mandarlo a la red. Y finalmente, en el minuto 94, un gol anulado por fuera de juego muy justo al delantero del Villareal B Nicki Bille Nielsen.

Con esta victorias, Suizos y Bielorrusos se colocan al frente de la clasificación del grupo A. La próxima jornada enfrentará a Islandia contra Suiza en Aalborg, y los anfitriones tendrán que verselas contra la rocosa Bielorrusia. Para mañana tenemos el debut de España, que jugará contra Inglaterra en el estadio de Herning.

Patrik Hernández

Anuncios