La imagen del GP: Tercera victoria seguida de Stoner y podium para el milagrosamente recuperado Colin Edwards

Llegaban las motos a Silverstone tras sólo una semana de descanso, y lo hacían con la eterna duda que siembra el cielo inglés: ¿seco o mojado? Durante el fin de semana pudieron verse las dos caras de la moneda, pero todo estaba en lo que pasara el domingo. Y como no podía ser de otra manera, llovió. Con estas condiciones y con las ausencias de Julito Simón y Ricky Cardús saltaban a pista las monturas de Moto2, que abrían la jornada debido al horario británico.

Llegaba Marc Márquez con la pole, pero con el miedo en el cuerpo tras una caída en los últimos compases del warm up matutino, que obligó a su equipo a trabajar a destajo para poder colocar la moto del catalán en parrilla con las mayores garantías posibles. Sin pilotos delante Marc hizo su mejor salida de la temporada, llegando segundo a la primera curva; pero pronto empezó a perder posiciones hasta más allá de la décima.

Se esperaba una carrera de supervivencia y acabó siendo así, si bien en los primeros giros apenas hubo caídas. Axel Pons fue la excepción al irse al suelo en la primera vuelta, dando inicio a un calvario de abandonos para los pilotos españoles. De hecho sólo tres de los nuestros lograron cruzar la bandera a cuadros.

Pero volviendo a la carrera, Bradl y Redding fueron los primeros en asumir el mando; por delante de un Pasini desatado que se coló tercero en un par de giros tras haber salido vigésimo segundo. Tras colocarse en primera posición y coger unos metros se fue al suelo, dejando a Bradl en cabeza con una importante ventaja sobre Sofuoglu, que se iría al suelo poco después. Justo antes fue Márquez el que se vio obligado a abandonar tras caerse cuando empezaba a rodar en tiempos de remontada.

El turco pudo levantarse y salvar puntos, pero la ventaja de Bradl ya era insalvable. Su más inmediato perseguidor era Bradley Smith, que tras ver caerse a sus rivales se vio con la segunda plaza en el bolsillo después de haber salido 28º. El tercer hueco del cajón se presentaba como el más abierto, con Pirro, Redding y Cluzel como candidatos. Detrás de ellos marchaba “Tito” Rabat en sexta posición como mejor español. De ahí al final no pasó gran cosa, Bradl se dio algún susto pero finalmente se hizo con su cuarta victoria del año, por delante de Smith y Pirro; que subía al cajón por primera vez en su vida.

Cuarto entró Cluzel y quinto Redding, por delante de un Rabat que firmó su mejor resultado en la categoría. El top ten lo completaron Takahashi (7º), Sofuoglu (8º), Yonny Hernández (9º) y Corsi (10º). Más atrás quedaron nombres importantes del mundial como Thomas Luthi (15º) y Andrea Iannone (16º).

De entre los nuestros, tuvieron que abandonar Axel Pons, Jordi Torres, Marc Márquez, Carmelo Morales, Kenny Noyes y Pol Espargaró. Sólo acabaron el ya mencionado Rabat –único en los puntos-, Aleix Espargaró (18º) y Xavi Forés (19º).

En el campeonato la distancia de Bradl empieza a ser muy preocupante, ya que recuerda demasiado al Elías de 2010. Cuatro victorias, un segundo puesto y un quinto como peor resultado. Gran dominio y demasiada regularidad como para recortar los 62 puntos que lleva sobre Corsi, que se mantiene segundo.

Con ganas de olvidar el desastre de los nuestros en la categoría intermedia, llegaba MotoGP con las ausencias de Pedrosa y Crutchlow, que se fracturó la clavícula el sábado. Stoner partía como claro favorito tras hacer una nueva pole, con Simoncelli y Lorenzo como los principales rivales a tener en cuenta. La cruz de la moneda era un desahuciado Rossi, 13º en calificación a más de un segundo y medio de su compañero Nicky Hayden. Pero con el asfalto mojado las diferencias menguan, por lo que cualquier cosa podía pasar.

O al menos eso pensaban todos. Jorge salió bien y trató de irse con los tres pilotos oficiales de Honda: Stoner, Dovizioso y Simoncelli. Por detrás Spies y Edwards luchaban por la quinta plaza, por delante de un grupo formado por Hayden, Bautista, Spies y Abraham.

Los cuatro primeros fueron abriendo hueco sobre el resto, con Stoner ganando metros sobre Dovi, Jorge y Marco, que se vio superado por el mallorquín tras un susto que le forzó a hacerse un recto. Lorenzo apretaba a Dovizioso para evitar que Casey se escapara, pero se fue al suelo cuando mejores sensaciones estaba ofreciendo encima de la moto. Tiraba así por tierra la impresionante racha de 25 carreras seguidas acabando entre los cuatro primeros. Además, unos segundos antes Spies también se había caído, con lo que las Yamaha oficiales quedaban fuera de combate.

Stoner seguía aumentando su ventaja sobre Dovi y Simoncelli, que peleaban por el segundo puesto en lo que debía ser el triplete de Honda. Pero Marco volvió a pagar cara su ambición y también besó en asfalto, privándose a si mismo nuevamente de subir al pódium por primera vez en su vida en la categoría reina. El que se encontraba con una plaza en el cajón era el veterano Colin Edwards, sólo una semana después de fracturarse la clavícula y perder su récord de participaciones consecutivas en carreras.

La segunda mitad de carrera fue monótona, con las posiciones muy definidas y tímidas luchas en la distancia. Stoner comandó la prueba sin problemas hasta la bandera a cuadros, con Dovizioso cómodamente instalado en la segunda posición. Edwards aguantó la tercera pese a los intentos de Hayden por recortar las distancias. Quinto entró un fantástico Álvaro Bautista, que consigue su mejor posición de la temporada e iguala la mejor de su vida en la categoría.

Detrás entró Rossi, que salvó la papeleta con un sexto puesto; pero a demasiada distancia de los líderes. Séptimo fue Abraham y octavo Toni Elías, que resistió el envite de Aoyama que cruzó la línea de meta pegado a la rueda del español. Completó el top ten Capirossi y cerraron la prueba Barberá (11º) y De Puniet (12º).

Casey Stoner logra así su cuarta victoria, la tercera consecutiva, lo que no lograba nadie con Honda desde Rossi en 2003; y además se hace con el liderato del mundial. El australiano recuerda al que arrasó en 2007, con 18 puntos de ventaja en la general sobre Lorenzo, pero con la sensación de que podrían ser muchos más si Rossi no se le hubiera llevado por delante en Jérez.

Con cero pódiums de seis posibles le llegaba el turno a las 125, con la clara misión de salvar la papeleta española del fin de semana. La perspectiva era halagüeña, con Viñales en su primera pole y Nico Terol a su lado; más los Vázquez, Faubel, Gadea…

Tanto Maverick como Nico hicieron una buena salida, pero decidieron extremar las precauciones y fueron perdiendo fuelle en las primeras vueltas. Por otro lado, el alemán Jonas Folger y el francés Johann Zarco se mostraban rápidamente como los más sólidos en agua y no tardaron en poner tierra de por medio. Por detrás se formo una dupla con Viñales y Faubel, perseguidos por un terceto formado por Adrián Martín, Sandro Cortese y Nico Terol; que decidió mantenerse a la expectativa durante la primera mitad de carrera.

No obstante, pagó el exceso de prudencia y se vio también superado por Salom y Vázquez,  con Kent y Grotzkyj pisándole los talones; aunque el italiano tuvo que tomar el camino de boxes. Por delante Viñales seguía en la persecución de Folger y Zarco, que se turnaban en cabeza; con Faubel cuarto y Martín quinto salvando in extremis una caída casi cantada.

El duelo de cabeza se resolvió a pocas vueltas del final, cuando Folger logró dar un tirón que Zarco no pudo seguir. El alemán consiguió así el primer triunfo de su vida deportiva a los 17 años. Por detrás, Héctor Faubel conservó sin problemas el tercer puesto tras la caída de Viñales para subir al cajón por primera vez desde que descendió de categoría esta temporada.

La lucha por el cuarto puesto fue para Luis Salom, que se impuso a Efrén Vázquez y Adrián Martín. Tanto Salom como Martín se hicieron con el mejor resultado de su vida. Por detrás entró Cortese séptimo, con un Nico Terol en la octava posición cruzando la meta mientras negaba con la cabeza. El top ten lo completaron el checo Jakub Kornfeil y el inglés Danny Kent.

En el campeonato Terol sigue como líder sólido, aunque ha visto reducida su ventaja a 35 puntos con Jonas Folger. Aunque el valenciano no sale contento de las islas, todo hace pensar que cuando el asfalto vuelva a estar seco seguirá siendo la referencia de la categoría.

Con el único pódium de Faubel se despiden los españoles de Gran Bretaña, donde Stoner y Bradl han ratificado sus candidaturas a los títulos de las dos categorías grandes; mientras Folger se ha consolidado como una apuesta de futuro en el mundial. La próxima cita en dos semanas, el 25 de Junio en Assen; y como siempre en la cita holandesa, la carrera el sábado.

RESULTADOS Y CLASIFICACIONES
Nacho González
Anuncios