Hoy ha habido dos protagonistas en Canadá: la lluvia y el safety car. Jenson Button se aprovechó en la última vuelta de un fallo de Vettel, que hasta entonces lideraba la carrera. Fernando Alonso tuvo un incidente con el que ganó y tuvo que abandonar la carrera. El podio lo completaron el desafortunado Vettel y su compañero en Red Bull, Mark Webber. El Gran Premio, que estuvo parado unas dos horas por las precipitaciones, fue todo un caos al servicio del espectáculo. ¿Quién dijo que la F1 era aburrida?

El coche de seguridad estuvo presente en la pista desde la primera vuelta hasta la quinta. Una vez retirado del trazado, los monoplazas comenzaron un baile de locura absoluta. Button y Webber perdían posiciones de forma inexplicable, y el primero se tocaba con su compañero Hamilton, quedando éste sin alerón, obligando a la salida del safety otra vez por no quitarse del trazado.

Tan sólo una muestra de la demencia en que se convirtió el circuito canadiense.  Después de múltiples paradas en boxes de casi todos los pilotos punteros para cambiar y recambiar estrategias, después de un juego de subo y bajo de posición continuamente, tan sólo la presencia de coches y no de barcas diferenciaba al trazado de una pista para canoas. Antes de llegar a la mitad de la carrera los comisarios decidían ondear las banderas rojas. Se suspende la carrera.

Se reanudaría dos horas más tarde con el coche de seguridad comandando el “pelotón”. A su retirada vuelta al descontrol. Toques, derrapes, roces… Algunos de los pilotos decidían pasar de neumáticos de lluvia extrema a intermedios, entre ellos Alonso y Webber. El asturiano diría adiós a su carrera al quedarse atrapado en la escapatoria de una curva tras un toque con Button. El inglés pinchó una rueda, pero un paso por boxes y listo, nada podría pararlo.

A todo esto, Schumacher se ponía segundo. La momentánea vuelta del Kaiser a luchar por una carrera fue un sueño. No tardaron mucho en llegar Webber y Button a dejarse ver por los retrovisores del alemán. Después de varios intentos, a Webber le fallaba la concentración y se comía dos veces seguidas la chicán, hecho que aprovechaba el de McLaren para pasarlo y ponerse por detrás de Schumacher. No le aguantó mucho el Mercedes, y pronto veía en el horizonte a Vettel.

Al parecer el actual campeón del mundo se mantenía ajeno a todo lo que sucedía por detrás, él iba camino de otra victoria para su palmarés. No iba a ser tan fácil. Pronto Button se ponía a rebufo del de Red Bull y comenzaba a ponerlo nervioso. Vettel cometio un error y trompeó en una curva en la última vuelta. Al inglés le vino de perlas, primer puesto y alegría para McLaren, merecida.

Buenas noticias también para Alguersuari. También le salió bien la carrera al de Toro Rosso. Acabó octavo en el que ha sido el mejor GP de su carrera. Quizá tenga que esperar a la lluvia y el caos para dejar salir su talento. Pedro de la Rosa no lo tuvo tan fácil, pero al final logró un meritorio 11º puesto.

Clasificación final de la carrera

Clasificación general de pilotos

Clasificación general de equipos

Sebastian Vettel ha desaprovechado la oportunidad de aumentar su ventaja de cara a la consecución del Mundial. En su lugar Button intenta apretar un poco desde la segunda plaza. La siguiente parada es el GP de Europa. Te lo contaremos en Segundo Anfiteatro.

Kike Martín

Anuncios