Como buena leyenda, siempre tiene un origen brumoso.  Allá por los cuarenta, en los años gloriosos del Alcoyano, el conjunto alicantino se jugaba permanecer en la máxima categoría del fútbol profesional. A falta de 3 minutos para la conclusión, el resultado en el Collao era 0-6 y los de Alcoy estaban en Segunda División. El público sabedor de que una victoria era vital, reclamó un incremento en el tiempo de descuento para que su equipo pudiera remontar. De ahí viene la expresión “Tienes más moral que el Alcoyano”.

De moral están sobrados este año. David Porras ha logrado establecer un equipo compacto y peligroso que tras unos años luchando por el ascenso, en este 2011 pretende conseguirlo.  Para llegar a esta final con salida en el paraíso, los de Porras han superado al Real Madrid Castilla y al Eibar. Tercer clasificado en el grupo 2 y el líder en el grupo 1. Rivales peligrosos con disfraz de favoritos a los que el Alcoyano ha superado gracias a un gran Álvaro. Este rápido extremo, que se desenvuelve por la izquierda y derecha ha sido el goleador del equipo alicantino en las dos eliminatorias. Dos goles en el Bernabéu y el gol de la clasificación frente al Eibar hacen del ex del Alicante el jugador más peligroso del conjunto alcoyano.

Este año empezó jugando en el Novelda, conjunto de la tercera división alicantina, y  puede acabar alcanzando la gloria siendo la referencia del Alcoyano.  Cosas del fútbol. Junto a Álvaro, Paco Esteban representa el mejor aval alcoyano para sobreponerse al conjunto dirigido por Quique Setién.

El lugo, primer clasificado en el grupo 1 ha sido una de las revelaciones de la temporada. Al igual que el Mirandés, el equipo gallego siempre trata de proponer un fútbol basado en el toque y en el sentido común. Desquitándose del viejo tópico de que no existe buen fútbol en la Segunda División B. Tras finiquitar una excelente temporada, cayó en la primera de las finales ante el Murcia. 2-0 en La Condomina y 1-0 en el Ángel Carro. En la siguiente eliminatoria supero al Alavés, tras empatar a cero  en Mendizorroza e imponerse 3-1 en feudo lugués. La Segunda División pasa por anotar fuera de casa, deber que tienen por cumplir los de Quique Setién.

Eliminatoria digna que se presenta tensa y con dos equipos mentalmente preparados para disputar esta final. El Alcoyano lleva unos años rozando la gloria y el Lugo sabe lo que es jugarse el todo por el todo a una eliminatoria. Los alicantinos confían en la imbatibilidad de Maestro y en Álvaro, en Lugo Javi Selvas volverá a la medular con la intención de ser el eje de un equipo de Segunda División.

Pedro Antolinos

Anuncios