El Caja Segovia ha vencido en casa al Barcelona Alusport en el cuarto partido de la final de Liga por 4-2 y ha forzado el quinto encuentro, que se jugará el fin de semana que viene en la Ciudad Condal. Tan sólo veinte segundos fueron suficientes para que Geison culminara una bonita jugada para adelantarse en el marcador. El Barça fue incapaz de hacer su mejor juego ante esta inesperada circunstancia en contra, mientras que el equipo segoviano se impuso en la distribución del balón en la cancha durante gran parte del choque, gracias a la calidad de sus jóvenes jugadores, empujados por los miles de aficionados que colmaban las gradas. No obstante, encuentro igualado el del Pedro Delgado que nos dejará disfrutar de un partido más para decidir quién se alzará con la ansiada copa.

Cristian se convirtió en el objetivo número uno de los jugadores cajistas, y muy pronto se materializó el primer tanto, cuando Geison mandaba a la red un balón que significaba la culminación de las ganas segovianas. El Barça intentaba reaccionar, pero se mostraba indeciso de cara a los palos de Cidao, que también bordó un buen partido esta vez, aunque con algo menos de trabajo. Más seguros en los últimos metros se veían los locales, aunque el primer tiempo transcurrió sin que entrase ninguna de las ocasiones para ninguno de los conjuntos. Sería Sergio Lozano el que remataría una jugada de estrategia de manual que se comió la defensa culé. Dos goles a cero y a vestuarios.

Las palabras de Marc Carmona debieron hacer efecto en sus jugadores, porque salieron adelantando las líneas de presión y dificultando la circulación de la pelota de los de Jesús Velasco. Viniéndose arriba con cada balón que robaban, Lin acortaría distancias a los ocho minutos de la reanudación. El ex jugador de Segovia lanzaba a la red una falta en la que el despiste y la estrategia de los catalanes fue clave. Con el 2-1 los blaugranas creían en la remontada, pero los blancos tiraron de sangre fría para mantener el resultado.

El Caja empezó a dominar la posesión y a llegar con peligro a las inmediaciones del área visitante. Borja enchufaba por la escuadra un golazo terrible que supuso un mazazo tremendo para el conjunto del que pretendía tirar Javi Rodríguez. Marc Carmona convocaba a los suyos en tiempo muerto, y a falta de seis minutos para el final los blaugranas saltaban al parquet con portero-jugador, siendo precisamente Javi Rodríguez el encargado de vestir la blusa rosa.

Nada, la defensa bien plantada de los locales impidió que la superioridad culé fuese determinante para lograr una remontada. Geison, que fue nombrado justamente jugador del partido, robó un balón para lograr el gol de la tranquilidad que exaltaría a la grada segoviana. Un minuto después Saad se aprovecharía de un error de la defensa local para meter el segundo para el Barça, aunque de nada serviría. Resultado de 4-2 final y al quinto partido. Emocionantísima final, desde luego.

Buenas noticias para los segovianos además de cara a este último encuentro que queda, ya que los pesos pesados de su banquillo – Mati, Lozano, Esquerdinha, Geison, Borja y David – están en su mejor momento, como demostraron hoy. Tampoco pueden quejarse los barceloneses, ya que el mito Wilde fue en Segovia más Wilde que nunca. Eso sí, perdieron a Igor por lesión. Ya estamos esperando el último encuentro con ansia, seguro que será espectacular.

Kike Martín

Anuncios