Nada parece poder parar a Red Bull. El fin de semana arrancó con el dominio de Alonso en los libres, pero no es nuevo que a Vettel siempre le queda un as en la manga, igual que tampoco es nuevo que al final Webber, Hamilton y Massa siempre acaban dando la cara. Al final Red Bull ocupará la primera línea de la parrilla, con Vettel primero y Webber segundo. En tercera posición saldrá Hamilton, que ha llevado el McLaren a un rendimiento excelente. Cuarto saldrá Alonso, seguido de su compañero de escudería Massa.

Por detrás ya llegan los Button, Rossberg, Schumacher y Heidfeld. Para ver a Alguersuari tendremos que desplazarnos hasta la posición 18ª. Por su parte, los Hispania estarán situados en los puestos último y antepenúltimo.

La mañana de clasificación se ha desarrollado entre la precaución y las estrategias. Vettel golpeó la mesa en los terceros libres, antes de la sesión de calificación, y arrastró tras él a su compañero de equipo y al resto de los pilotos punteros. A Alonso algo le falló en la última vuelta de la Q3, cuando pretendía batir los tiempos de los tres primeros. Perdió cuatro décimas en el segundo sector y decidió no terminarla y entrar directo a boxes.

La carrera promete mañana ser entretenida. El GP de Europa no decepcionará, y los aficionados españoles en Valencia seguro que tratarán de empujar a Alonso hasta el podio.

El circuito:

Vueltas: 57

Longitud: 5’419 kilómetros

Distancia total: 308’883 kilómetros

Ganador año anterior: Sebastian Vettel, RED BULL

Record vuelta rápida: 1:38,683 (Timo Glock, TOYOTA, 2009)

Vuelta rápida año anterior: 1:38,768 (Jenson Button, McLAREN)

Jovencísimo circuito urbano el de Valencia, al que se trasladó el GP de Europa. Se estrenó en 2008 entre la polémica que despertó su licencia y su construcción. Anteriormente esta carrera se había celebrado en Reino Unido, Alemania y en Jerez. El trazado de la ciudad levantina corre junto al puerto y la llegada de los coches a Valencia supone un despliegue de medios tremendo para la ciudad española, que la reactiva y paraliza al mismo tiempo.

Veinticinco curvas repartidas a derechas e izquierdas en mayoría para las primeras adornan este trazado que en principio se comparaba con el circuito de Mónaco. Nada que ver, mientras la pista urbana del principado es lenta, en Valencia se alcanzan altísimas velocidades durante una carrera que puede ser bastante aburrida, similar a un juego de Scalextric. Lo más novedoso de este circuito es el puente giratorio entre las Marinas, que se convierte en el único punto del Mundial en el que los coches pasan literalemente por encima del mar.

Mañana podremos ver la carrera a las 14:00, en la que la salida será clave para el desarrollo posterior de las 57 vueltas que restarán.

Kike Martín

Anuncios