La imagen del Gran Premio: Elena Rosell no pudo completar su debut en el mundial tras caerse varias veces tanto el jueves como el viernes. Asegura que volverá.

El Campeonato del Mundo más loco de los últimos años desembarcaba en la catedral del motociclismo: el mítico circuito de Assen, en el Gran Premio de los Países Bajos. Y como no podía ser de otra forma en este 2011, las nubes fueron protagonistas a lo largo de todo el fin de semana. El jueves fue un desastre, con las segundas tandas suspendidas tras una caída de Alex Baldolini en Moto2 que llenó la pista de aceite.

El viernes tampoco fue un paseo para nadie, y terminó con las poles de Simoncelli, Bradl y Viñales. Las noticias negativas fueron las lesiones de Nico Terol –que no pudo salir a carrera tras fracturarse un dedo- y de la debutante Elena Rosell –que tras un finde aciago no pudo siquiera salir a carrera y terminar de hacer historia-. Ambas bajas se unían a las de Simón y Pedrosa, aún convalecientes de sus respectivas lesiones.

Así llegaba el sábado, día tradicional de carreras en el trazado holandés; con el tiempo como gran incógnita. Tras un warm-up pasado por agua, en el que Rossi volvió a encontrarse; se daba el banderazo de salida a la prueba de 125. La ausencia de Terol se notó rápidamente, con ocho pilotos juntos en cabeza durante casi la primera mitad de la prueba: los españoles Sergio Gadea, Efrén Vázquez, Luis Salom, Maverick Viñales y Héctor Faubel se escapaban junto a los alemanes Sandro Cortese y Jonas Folger y el francés Johann Zarco.

El grupo marchó de forma compacta hasta que Folger entró demasiado pasado en una curva y obligó a frenar a todos los pilotos que marchaban detrás, lo que permitió coger unos metros a un cuarteto formado por Cortese, Zarco, Gadea y Viñales. Pero estos cuatro empezaron a rebasarse y permitieron llegar de nuevo a un grupo de tres pilotos con Salom, Vázquez y el sorprendente Danny Kent.

Habían pasado ya trece vueltas de las 22 programadas cuando algunos pilotos empezaron a levantar la mano al ver caer las primeras gotas. El más listo fue Maverick Viñales, que aprovechó la indecisión de sus rivales para dar un tirón y coger un par de segundos; que a la postre serían vitales en la siguiente vuelta cuando salió la bandera roja que ponía fin a la prueba, recién cumplidos los dos tercios de carrera que permiten otorgar la totalidad de los puntos del campeonato. Luis Salom, en el primer pódium de su vida; y Sergio Gadea acompañaron a Mack en el cajón logrando el segundo triplete español de la temporada en la categoría pequeña.

Tras ellos entraron un terceto formado por Cortese (4º), Zarco (5º) y Kent (6º), con Efrén Vázquez en séptima posición. Más atrás Folger, Schrotter y Faúbel completaban el top ten, con Moncayo 15º, Josep Rodríguez 21º y Joan Perelló 27º. En 33ª y última posición pudo acabar la prueba Adrián Martín, que se fue al suelo con el holandés Jasper Iwema en la octava vuelta.

Al final las cosas no salieron del todo mal para Terol, que vio como sus más inmediatos perseguidores en la general no lograban subir al pódium. Jonas Folger mantiene la segunda plaza en la general y sólo consiguió recortar 8 puntos a Nico, que mantiene una ventaja de 27 puntos.

Con el asfalto ya mojado le llegó el turno a las Moto2, donde Marc Márquez hizo una gran salida y se colocó primero; aunque pronto se vio superado por Smith y Sofuoglu. Takahashi y Corsi se iban tras ellos mientras Bradl se mostraba demasiado conservador e iba perdiendo plazas progresivamente, hasta más allá de la décima posición. Un sorprendente Di Meglio se fue al suelo tras dejarse ver por los puestos cabeceros por primera vez en mucho tiempo, mientras Cluzel se caía en la tercera vuelta tras haberse ido al suelo unos minutos antes en la vuelta de calentamiento.

 

Corsi se fue quedando atrás y se conformó un cuarteto en cabeza con Smith, Sofuoglu, Márquez y Takahashi. El australiano Anthony West se consolidaba en quinta plaza mostrando sus galones de piloto experto en mojado. Marc se mantuvo a la expectativa hasta el último tercio de carrera, donde rebasó a Smith y se fue a la caza de Sofuoglu; que había logrado distanciarse un par de segundos.

A partir de ahí nadie pudo seguirle y el pódium quedó definido con la caída de Takahashi a cinco vueltas del final. Márquez puso tierra de por medio y Sofuoglu consolidó su segunda posición, con Smith conformándose con un tercero tras sufrir en la parte final de la prueba al formarse carril en la trazada. Para poner más pimienta al mundial Bradl se iba al suelo a falta de tres vueltas cuando luchaba con Rabat y sumaba así el primer cero del año.

En el grupo de delante no hubo sorpresas y Marc consiguió su segunda victoria de la temporada, que le aúpa al segundo puesto de la general –pese a haber puntuado sólo en tres de las siete carreras-. Le siguieron Sofuoglu, que subió al cajón por primera vez en su vida; y Smith, que logra su segundo pódium consecutivo. Cuarto entró West en solitario, por delante de un grupo donde llegaron De Angelis (5º), Pasini (6º), Rabat (7º), Luthi (8º) y Krummenacher (9º); con Neukirchner cerrando el top ten en solitario.

Aleix Espargaró se quedó 16º a un paso de los puntos, con Ricky Cardús 19º, Carmelo Morales 20º y Xavi Forés 23º. No pudieron terminar la carrera ni Axel Pons, ni Kenny Noyes ni Pol Espargaró, que se cayó tras remontar hasta los puntos y dar varias vueltas rápidas de forma consecutiva.

Así las cosas, Bradl sigue como líder destacado pero ya con Márquez segundo, a 57 puntos. Tampoco le salió tan mal al checo, ya que Corsi –segundo de la general hasta hoy- sólo puedo acabar 14º, por lo que sumó dos puntos.

Con las victorias de Viñales y Márquez España había superado en el ranking histórico de victorias a Gran Bretaña, situándose en la segunda posición de todos los tiempos. Y se abría la oportunidad para el primer triplete del año. Con Pedrosa ausente, la responsabilidad de la misión quedaba para Jorge Lorenzo; que además partía con el objetivo claro de cortar la triunfal racha de Casey Stoner.

Jorge hizo una magnífica salida y se colocó en cabeza junto a su compañero Ben Spies, pero en la cuarta curva Simoncelli -si, otra vez- entró pasadísimo, se cayó y se llevó al mallorquín por delante. Consiguió levantarse y seguir en 13ª posición, gracias a las caídas de Abraham y De Puniet. Simoncelli también logró reanudar la marcha, con la moto destrozada y muy lejos del resto.

Por delante Spies aprovechó la coyuntura y logró cuatro segundos sobre un dúo de Honda formado por Stoner y Dovizioso; mientras Rossi y Crutchlow pugnaban por la cuarta plaza. Lorenzo inició su remontada y dio caza a Barberá y Akiyoshi, con lo que se aupaba a la undécima posición; con Bautista, Elías y Aoyama en el punto de mira.

Stoner y Dovi recortaban poco a poco la ventaja de Spies, y Jorge seguía con su remontada. Adelantó a Bautista y se benefició de los problemas mecánicos de Crutchlow, que se vio obligado a tomar el camino de boxes. Pocas vueltas más tarde llegó a Elías y Aoyama, y todo hacía pensar que la séptima plaza iba a ser su tope; pero Edwards tuvo algún problema y perdió mucho tiempo, con lo que logró auparse a la sexta posición.

La cara de la moneda en Yamaha la ponía Ben Spies, que logró primero estabilizar la diferencia con Stoner y después aumentarla; una vez que el australiano dejó atrás a Dovi y decidió dar por bueno el segundo puesto. El tejano se hacía así con la primera victoria de su vida en su segundo año en el mundial, y lograba la segunda victoria de Yamaha en la temporada –tras la de Lorenzo en Jerez-.

Stoner y Dovi le acompañaron en el pódium, con Rossi 4º y Hayden 5º. Jorge acabó sexto pisándole los talones a Nicky, mientras Edwards era 7º y Aoyama 8º. Finalmente Simoncelli logró remontar hasta la novena posición tras pasar a Elías en la última vuelta. Bautista acabó 11º y Barberá 12º, con Akiyoshi y Crutchlow cerrando la tabla –este último a varias vueltas tras arreglar la moto y volver a pista.

Amplía así Stoner su ventaja en la general sobre Lorenzo, que además ve como se le acerca Dovizioso. La buena noticia es que Spies ha demostrado que Stoner no es invencible, y que hay circuitos donde la Yamaha cuenta con una ligera ventaja sobre la Honda. Son ya 28 puntos en la general pero queda muchísimo. El favorito sigue siendo Stoner pero tendrá que trabajárselo carrera a carrera. La siguiente, en ocho días en Mugello: el 3 de Julio. Quizás con Dani de nuevo en la parrilla.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN

Nacho González

Swinxy Sports

Anuncios