La imagen del GP: Valentino Rossi vuelve a su circuito, el que le vio lesionarse en 2010

Se acerca el ecuador del campeonato con la octava carrera, la que se ha disputado sobre el trazado italiano de Mugello. El hombre del fin de semana no podía ser otro que Valentino Rossi, que volvía a su casa tras lesionarse el año pasado. Los tifosi volvían a disfrutar de su maestro después de tener que conformarse con oírle hablar por la megafonía del circuito. Este año Vale estaba donde tiene que estar, sobre su moto dando vueltas.

Pero más allá del reencuentro de Rossi con su parroquia, la gran noticia del fin de semana fue la vuelta a los circuitos de Dani Pedrosa tras tres pruebas de ausencia. Y lo hizo con polémica, negándole el saludo a Simoncelli.

También regresaba Nico Terol tras perderse la carrera anterior, por lo que la única ausencia española era la de Julito Simón, que sigue con su proceso de recuperación. No obstante, parece que este año hay una maldición que persigue a los pilotos españoles, y esta vez le toco a Axel Pons, que se fue al suelo el sábado tras encontrarse con la moto de Ratthapark Wilairot y acabó con la muñeca izquierda rota.

Arrancaba así 125 y rápidamente Terol y Zarco pusieron tierra de por medio, aprovechando que Viñales y Vázquez se enfrascaron en una lucha que les acabaría privando de luchar por la victoria. Cuando se pusieron a tirar para perseguir a la dupla de cabeza ya era demasiado tarde, y formaron un cuarteto con Faubel y Salom.

En cabeza Nico puso un fuerte ritmo que Zarco pudo seguir fácilmente, pero mediada la prueba el de Alcoy se dejó pasar y dejó hacer al francés. El ritmo bajó casi dos segundos por vuelta pero la ventaja con los tres de atrás –Salom había cedido y rodó sexto en solitario casi toda la carrera- era más que suficiente.

Terol hizo una carrera inteligente y se quedó detrás de Johann hasta la última curva, donde salió totalmente pegado a la rueda del francés y pudo rebasarle sin problemas en la larga recta de Mugello, haciéndose así con su quinta victoria de la temporada y ampliando su liderato.

Por detrás Viñales se impuso en el terceto perseguidor y subió así a su cuarto pódium de la temporada, por delante de Vázquez y Faubel. Sexto fue Salom y séptimo Gadea, que se impuso a Cortese en la línea de meta antes de que el alemán fuese penalizado por sacar el codo en la lucha, lo que le relegó de la octava a la duodécima posición. Al final octavo fue el portugués Oliveira, noveno Moncayo y décimo el checo Kornfeil.

El alemán Jonas Folger, hasta ahora segundo del mundial, se fue al suelo cuando iba séptimo a pocas vueltas del final, mientras que de los españoles no lograron acabar ni Adrián Martín ni Joan Perelló. Los siete que acabaron lo hicieron entre los nueve primeros, donde sólo Zarco (2º) y Oliveira (8º) lograron colar las banderas francesa y portuguesa entre la marea española.

En la general Nico es más líder, con 39 puntos de ventaja sobre Zarco y 47 sobre Viñales, que ya es tercero. Folger queda cuarto tras sumar un cero, con Cortese y Vázquez cerrando el top5.

Con la primera victoria de los nuestros en el bolsillo, les tocaba el turno a las Moto2, donde Marc Márquez salía desde la pole como gran favorito.

Las difíciles condiciones de los entrenamientos provocaron una extraña parrilla, con pilotos nada habituales de las primeras filas como Simeon, Krummenacher o Pietri; mientras que en los últimos lugares se podían ver grandes nombres como Luthi, Redding o Aleix Espargaró. No estaba en la salida Axel Pons tras su caída del sábado.

Marc salió de forma increíble y sólo Smith pudo situarse detrás de él. Alex de Angelis quiso encargarse de la persecución pero Bradl no estaba por la labor, lo que estuvo a punto de acabar con los dos en el suelo. Por suerte no fue así y ya con Bradl por delante ambos lograron llegar hasta Smith y Márquez, formándose un cuarteto más que interesante en cabeza.

Por detrás Iannone empezaba una de sus clásicas remontadas y lograba escaparse junto a Yonny Hernández del grupo persegudor, donde había nombres como Kallio, Simeon, Corsi o Polyccio.

Poco antes de mitad de carrera Bradl pasó a Márquez y empezó a tirar del grupo, mientras que por detrás Yonny se iba al suelo y dejaba a Iannone en solitario acercándose a la cabeza de la prueba, donde de Angelis sufría para mantener el ritmo de los otros tres.

Tres vueltas tardó Marc en recuperar el liderato mientras Iannone llegaba para formar un quinteto de cabeza. En el grupo trasero Pol y Corsi lograron un par de segundos de ventaja reduciendo a dos la lucha por la sexta plaza, hasta que el español se fue al suelo.

Iannone encendió al público llegando a cabeza y superando a Smith, mientras hacía un gesto a la grada para que le llevase hasta arriba. La otra gran remontada estaba siendo cosa de Aleix Espargaró, que desde más allá de la trigésima posición lograba meterse en la zona de puntos.

Arriba de Angelis cometió un error cuando era segundo y perdió unos metros sobre el grupo, a la vez que Marc cambiaba el ritmo y sólo Bradl parecía capaz de seguirle, pero la larga recta se encargaba de reducir las distancias y el grupo volvió a juntarse. En los compases definitivos volvieron a quedarse Iannone y de Angelis, dejando la lucha por la victoria entre los tres pilotos más constantes a lo largo de la prueba.

En la última vuelta no hubo cambios. Marc logró defenderse de Bradl y lograr la tercera victoria del año, la segunda consecutiva; mientras que el alemán no dio opción a Smith, que cerró el pódium. Por detrás entró de Angelis en cuarta posición con Iannone quinto.

homas Luthi sorprendió a Corsi y se coló en sexta posición, dejando séptimo al italiano. Octavo fue Neukirchner y noveno Aleix tras su increíble remontada, con Sofuoglu cerrando el top ten.

Tito Rabat se quedó a un paso de los puntos (16º), con Jordi Torres 19º, Ricky Cardús 22º, Carmelo Morales 25º, Pol Espargaró 28º tras levantarse de la caída, y Kenny Noyes 29º.

Bradl conserva gran parte de su ventaja en el campeonato, donde Marc se coloca a 52 puntos tras restarle cinco. El alemán sigue firme hacia el título, pero ahora ya tiene un rival definido que se va a encargar de apretarle las clavijas esperando el fallo. Hay mundial.

Con el doblete de Terol y Márquez en el bolsillo la afición española podía volver a soñar con el ansiado triplete. Con Pedrosa en pista y Vale corriendo en casa pero con muchos problemas en la Ducati, de nuevo Stoner y Simoncelli habían sido los dominadores del fin de semana. Spies logró colarse segundo en parrilla y Lorenzo salía quinto por detrás de Dovizioso.

Jorge realizó una gran salida, pero Stoner tomó el liderato y empezó a escaparse. Lorenzo asumió la responsabilidad de la persecución y se llevó consigo a Dovizioso, mientras Simoncelli y Spies trataban de no perder rueda.

Por detrás, Bautista comandaba un grupo donde rodaban Barberá, Rossi y Edwards, con Crutchlow esforzándose para aguantar el ritmo. Pero la moto no le iba y tuvo que tomar el camino de boxes. Dani se tomó el inicio de la prueba con calma, pero se fue encontrando mejor y logró dar caza al grupo de Rossi.

Por delante Dovizioso y Lorenzo se turnaban en la persecución de Casey, y a falta de diez para el final empezaron a recortar las ventajas y lograron bajarla de dos segundos. Simoncelli y Spies peleaban por la cuarta ya lejos de los puestos de pódium.

Jorge puso un ritmo impresionante y a falta de seis rebasó a Stoner, mientras Dovizioso llegaba a disputarle la segunda plaza a su compañero de equipo. El mallorquín logró un segundo de ventaja que a la postre sería definitivo, y el australiano se veía rebasado por el italiano; viendo así recortada su diferencia en la general en 9 puntos con Lorenzo.

La lucha por la cuarta plaza se dirimió a favor de Spies, que logró imponerse a Simoncelli sobre la misma meta. Rossi fue sexto por delante de Barberá y Pedrosa, que logró un meritorio octavo en su regreso. Los estadounidenses Edwards y Hayden cerraron el top10, con Bautista 13º y Elías 15º y último.

En la general Lorenzo se queda a 19 puntos de Stoner, minimizando las pérdidas de las dos últimas pruebas. El australiano sigue siendo el favorito en las quinielas, pero Jorge ha demostrado que no piensa rendirse. Además, para Yamaha es la segunda victoria consecutiva, lo que no sucedía desde la temporada pasada.

Al final ha sido el mejor fin de semana del año para los nuestros, con el ansiado triplete que ha tardado en llegar más de lo previsto. Eso sí, con los tres ganadores esperados: Terol, Márquez y Lorenzo; los que pueden pelear por sus respectivos mundiales. Esperemos que no sea el último, y soñemos con repetirlo en Sachsenring dentro de dos semanas.

RESULTADOS Y CLASIFICACIONES

Nacho González

Swinxy Sports

Anuncios