"El Mago" Valdivia

Por fin vimos un buen partido entre grandes equipos en esta Copa América 2011. Uruguay y Chile empataron a uno y sus dos estrellas, Luis Suarez y Alexis Sánchez, estuvieron a la altura. Aunque la nota más destacable fue la aparición un centrocampista que pusiera calidad en el juego. Ese fue el chileno Jorge Valdivia. “El Mago” cogió las riendas de Chile en la segunda parte, y demostró que la calidad también viajó a Argentina. El segundo partido, que enfrentaba a Perú y México, puede que sea designado como el partido más flojo de todo el torneo.

Chile-Uruguay

El partido comenzó con la intensidad que caracteriza a los dos equipos. Presión asfixiante de Uruguay en los primeros minutos, que a punto estuvo de costarle un disgusto al equipo dirigido por Claudio Borghi. Chile se empezó a sacudir el dominio charrua a partir del minuto 10. Pero la primera ocasión de peligro estuvo en pies “celestes”. El delantero del Liverpool, Luis Suarez tuvo una ocasión clarisima después de que Diego Forlán bajara un balón largo y triangulara con Cavani, que se la deja a Suarez. El delantero no fue capaz de ajustar la pelota entre los 3 palos y la mandó a la grada. El partido siguió movido, pero falto de calidad. Mucho juego largo, se notaba la falta de un enganche, de un “10”, que fabricara un pase entre líneas. En Uruguay no había conexión entre los mediocentros y su tridente ofensivo. Mientras, la gran estrella chilena, Alexis Sánchez, estaba muy alejado del área y eso le resta peligrosidad. Pasada la media hora, poco faltó para que viéramos el gol más sorprendente de toda la Copa América. Sebastían Coates fue un cambio con respecto al primer partido. El central de Nacional de Montevideo salió de titular en sustitución de Mauricio Victorino. Coates fue el protagonista de dicha jugada. Cuando intentó despejar un balón, este rebotó en Mauricio Isla, y el balón salió con tanto potencia que volvió hacia portería uruguaya. Solo el larguero evitó que Chile se adelantara de la forma más tonta posible. La “Roja” tuvo su ocasión para adelantarse justo antes del descanso, pero Beausejour la cruzó en demasía.

La segunda parte elevó el nivel del partido. A los 34 segundos pudo Jimenez marcar para Chile, pero su taconazo acabó en las manos de Muslera. Después de este susto, Uruguay se puso las pilas y comenzó a atacar. El que más enchufado estuvo en esos primeros minutos fue Luis Suarez. Esas ganas, unidas a su calidad, se vieron plasmadas a las 10 minutos de la reanudación. Entra en el área, regatea a su marcador, y deja en balón en bandeja para que Alvaro Pereira pusiera el 1-0 en el marcador. No paró el delantero “Red” y Claudio Bravo tuvo que emplearse a fondo para que no se viera ampliada la diferencia. Pero entonces salió al campo la sensación del encuentro. Borghi dio entrada al “Mago” Valdivia. El mote le viene como anillo al dedo al jugador de Palmeiras. Con su entrada, Chile ya tenía el “10” que anhelaba, y eso se vio reflejado en su juego. Así pues, un gran pase de Valdivia en largo, dejó a Beausejour solo en banda, que entró en el área y cedió el balón a Alexis Sáchez, que con un punterazo establecía el empate a uno. Con Valdivia manejando el partido, solo las intervenciones del portero uruguayo Muslera evitaron que Chile remontara el partido y se llevara el partido. Pese al empate Chile continua líder del Grupo C y ya está prácticamente en Cuartos de final. Mientras Uruguay tendrá que esperar a jugar contra Perú para certificar su pase.

Perú-México

El Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza fue también el escenario del segundo partido de la noche. La intensidad que había reinado en el primer partido, no tuvo correspondencia en el Perú-México. Ambas equipos salieron con aspiraciones distintas. Perú buscaba los 3 puntos para colocarse junto a Chile al frente de la clasificación del Grupo C. Los mexicanos querían todavía tener opciones de pasar de ronda, pues al comienzo del partido contaban con cero puntos en su casillero. Perú había mostrado un buen en la primera jornada contra Uruguay, pero durante la primera parte solo inquietó la meta de Luis Michel en los primeros 10 minutos, con un par de tiros que no consigueron llegar a la red. Ese mejor comienzo peruano fue lo único interesante del primer tiempo. Mucho pelotazo, ninguna jugada de combinación. La imprecisión era la nota dominante. Aun así pudo adelantarse México por medio de un tiro de Aquino, pero este tocó en la espalda de un defensor “inca”, y las tablas en el marcador continuaron hasta el descanso.

Después de un inicio de segundo tiempo igual de flojo que el primero, Perú pareció desperezarse. Primero fue Paolo Guerrero, que tuvo el gol en un remate en plancha, pero como le pasara en el primer encuentro en una jugada muy similar, mandó el balón fuera. Ya con el dominio de la posesión, la siguiente ocasión clara estuvo en los pies del jugador de la Fiorentina, Juan Vargas, que en tiro cruzado estrelló el balón en el palo. Los mexicanos mientras no consiguiera encadenar varios pase seguidos, y así es imposible. En el minuto 73 falta al borde del área para Perú, y Vargas la revienta en la cruceta. El portero ya había hecho la “estatua”, pero de nuevo los postes evitaban el gol para el conjunto de Sergio Markarián. Para desgracia peruana, el portero mexicano sacaba otro balón a Guerrero. El delantero del Hamburgo, fallón hasta entonces, no perdonó en el 83. Centro-chut de Guevara después de un corner, y Guerrero empujaba el balón a la red. Se hacía así justicia a la predisposición peruana. No ha tenido un buen partido, en absoluto, pero demostró en la segunda parte que quería los 3 puntos más que la Tri. Con la victoria, los peruanos se colocan en los más alto del grupo junto a Chile. México, con su mal partido, está virtualmente eliminado de la Copa América.

Resultados y clasificación

Patrik Hernández (@PatrikSeppanen)

 

Anuncios