Uruguay se ha convertido en el país con más Copas América al sumar hoy su decimoquinto título gracias a su victoria por tres a cero frente a una floja Paraguay. Y es que el equipo del “Tata” Martino comenzó el partido sin ritmo, desubicado, dando demasiada ventaja a Uruguay, que estaba mucho más metido en el encuentro que su rival. La incompresible ausencia de Estigarribia en el once titular y las bajas por lesión de Roque Santa Cruz y Barrios (entró unos minutos en la segunda parte) fueron un lastre demasiado pesado para un conjunto que ha llegado a la final contando sus partidos por empates y dejando una mezcla extraña de sensaciones en el campeonato.

El primero en pegar fue Luis Suárez (nombrado mejor jugador del torneo), que adelantó a los charrúas tras un rebote de Diego Pérez que se convirtió en una asistencia casi perfecta. Los celestes arrollaban a su rival, que tan solo a base de balones largos se quitaba la presión. Luis Suárez se movía por la parcela ofensiva y, con su sola presencia, sembraba de dudas la defensa paraguaya. Da Silva, Piris y Verón, sobre todo este último, perseguían una sombra con camiseta azul que portaba el 9 a la espalda. Cuando pareció que ya eran capaces de pararlo, poco antes del descanso, apareció el 10, Diego Forlán, para fusilar la meta de Villar con su pierna izquierda desde dentro del área. El “Cacha” ha ido de menos a más a lo largo del torneo, pero su gran final vuelve a reivindicar su gran peso en el equipo. Es imposible saber si Forlán necesita más a Uruguay de lo que el equipo le necesita a él. Sea como fuere, lo que sí podemos afirmar es que ambos encajan a la perfección.

La mejor ocasión de Paraguay llegó en el minuto 54 cuando Muslera envió al larguero una preciosa volea de Haedo Valdez. Tras esto se sucedieron tímidos acercamientos de los del “Tata” Martino, bien defendidos por la zaga charrúa. Cuando Paraguay dejó de intentarlo, un minuto antes del pitido final, una rapidísima contra estableció el definitivo 3-0 en el marcador. Arévalo Ríos cruzó el balón desde la izquierda, Luis Suárez se inventó una maravillosa asistencia de cabeza para Forlán que no perdonó frente a Villar.

Uruguay fue el vencedor de la primera edición de la Copa América, allá por 1916, curiosamente también en Argentina. Dieciséis años después de su último triunfo en esta competición, Lugano ha vuelto a levantar la Copa al cielo en dedicatoria a todos los uruguayos. ¡Enhorabuena Uruguay!

Resultados y clasificación

Autor: El Bigote de Preciado (@preciadobigotin)

Fuente imagen: marca.com
Anuncios