Y se deshojó la margarita, Kun Agüero jugará en el Manchester City a partir de la próxima temporada. El jugador que  se marchó al Atlético de Madrid en busca de la grandeza, cuando la adquirió buscó un grande, sin embargo en lugar de eso encontró a un equipo descompensado tácticamente que se pasea por Europa con los petrodólares por excelencia, y que quiere hacer un buen papel en su primera participación en la denominada Champions League.

El equipo inglés ha sido el único capaz de desembolsar los 45 millones de euros de la cláusula de rescisión del jugador argentino. Es extraño que esto suceda con uno de los mejores atacantes del mundo, curiosamente ningún equipo con potestad económica ha pujado por un delantero, que por sus cualidades, se puede complementar perfectamente con cualquier otro atacante.

Sonó el Madrid, pero Florentino nunca quiso hacer daño al otro equipo de la Capital. El club blanco pudo hacerse con Agüero pero prefirió la paz, en lugar del argentino, la delantera del Madrid será ocupada por un brasileño revoltoso con un gran futuro, lo del Madrid y Neymar es cuestión de tiempo.

Con esto Agüero llega al único equipo que quiso hacerse con él, probablemente el argentino hubiera preferido vestir de blanco, pero lo cierto es que acabará jugando en un equipo que busca consagrarse en lo más alto del fútbol Europeo. Así, el conjunto inglés se refuerza y vuelve a tener una larga nomina de delanteros en su plantilla, los Ballotelli, Dzeko, Tévez o Santa Cruz sumados a un Adebayor que pide asilo político, comprenden una delantera de ensueño para cualquier equipo del mundo. El City tiene una gran plantilla pero un mal organizador, con el italiano en el banquillo es difícil que puedan llegar a desarrollar un fútbol vistoso.

Porque los petrodólares cambian las ilusiones, esta vez fue el turno de Agüero que arriesga fichando por un equipo que ahora derrocha y que puede que en un futuro lo pague. Si el Jeque se cansa de jugar con el “juguete” la ciudad de Manchester perdería un equipo y con ello, la ilusión de un jugador que se hizo grande en un conjunto que ahora no le debe reprochar nada.

Pedro Antolinos

Anuncios