MANCHESTER CITY – VILLAREAL

El Villareal llegaba al Etihad Stadium con la difícil tarea de sacar 3 puntos que le volvieran a meter de lleno en la pelea por pasar a la siguiente ronda de esta Champions League 2011/2012. El Manchester City por su parte buscaba en este partido igualar su buena marcha en la competición liguera, donde se sitúa como líder, y conseguir la primera victoria

El partido empezó de la mejor forma posible para el “Submarino amarillo”. Cani aprovechaba un rechace de Joe Hart, y puso el primer gol del partido. No habían pasado ni 3 minutos de juego el marcador se ponía de cara para el conjunto de Juan Carlos Garrido. Tras ese gol empezó el diluvio, tanto meteorológico como de ocasiones del Manchester City. El asedio citizen era abundante pero falto de puntería. Tanto fue así que tuvo que ser un jugador del Villareal el que pusiera el balón dentro de la portería defendida por Diego López. Corría el minuto 42 cuando Kolarov puso un centro que Marchena, en su intento por despejar, metía un gol en propia puerta y ponía el empate a uno en el marcador. Pudo remontar antes del descanso el City, pero Diego López desvió un disparo de Edin Dzeko.

El comienzo de la segunda parte siguió el mismo guión de la segunda parte, cuando de nuevo Diego López volvió a atajar un tiro del bosnio Dzeko. Parece que esa nueva ocasión removió la conciencia castellonense que a partir de ese momento empezó a manejar el dominio. Lo cierto es que el Villareal no ha demostrado este año el buen juego que ha desplegado en los últimos años. Ese paso adelante del equipo de Garrido mejoró el partido. El City no dominada pero no es algo que necesite, siempre y cuando el balón llegue a sus atacantes. La artillería “sky blue” aumentó con la entrada de Agüero en el minuto 61. Las ocasiones se continuaban, pero no se concretaban. Cuando parecía que el partido estaba destinado al 1-1, el tiempo de descuento cambió la historia. Un remate de Zabaleta en el 46 parecía que iba a ser la última, pero como dice el refrán “hasta el rabo todo es toro”. Una buena maniobra de Milner dejaba solo a Zabaleta en linea de fondo. El argentino ponía un centro raso que, tras pasar entre las piernas de Silva y con un ligero taconazo, llegaba a los pies de Agüero que solo tuvo que empujarla. Después de eso, solo dio tiempo a que el árbitro pitara el final. Las quejas del Villareal no valían porque a parte de no ser fuera de juego, los deja con su casillero de puntos a cero y con muy pocas posibilidades de seguir en Europa.

 NAPOLI – BAYERN MUNICH

El otro partido del grupo, enfrentaba a los que copaban las dos primeros puestos. El Napoles venía de perder en liga frente al … Por el otro lado, la máquina imparable hasta este momento que es el Bayern de Munich llegaba a San Paolo en busca de otra nueva victoria.

Parece que en Napoles tenían un teléfono conectado con Manchester pues tardó lo mismo Toni Kroos que Cani en perforar la meta del equipo local. Llegando desde segunda línea, el centrocampista alemán ponía el 0-1 y confirmaba el buen momento del conjunto muniqués. Con esa ventaja el Bayern no quiso buscar un segundo gol. Ayudaba también la poco intensidad que puso el Napoli en la primera. Su tridente ofensivo (Cavani-Lavezzi-Hamsik) estuvo desaparecido durante todo el primer tiempo. Los jugadores locales pidieron penalti cuando Schweinsteiger tocaba el balón con la mano dentro del área, pero el árbitro portugués Benquerença no lo vio, o no quiso verlo. La desidia del Bayern tuvo también su castigo cuando Christian Maggio subía la banda y ponía un gran centro, que el defensa del Bayern Badstuber desviaba hacia la portería. De nuevo historia cruzadas entre Napoles y Manchester.

Lógicamente, al entrenador napolitano Mazzarri no le gustó la imagen y buena fue la charla en el descanso pues su jugadores salieron con otra actitud en el segundo tiempo. El partido se convirtió en un carrusel de ocasiones para ambos equipos, pero no era el día de los delanteros. Todo el guión del segundo acto pudo haber cambiado si Mario Gómez llega a marcar el penalti del que dispuso. La pena máxima se produjo en el minuto 50 después de manos dentro del área del Napoli. La mala ejecución del delantero hispano-alemán facilito la parada de Morgan De Sanctis. Visto la actuación de ambos equipos el empate se antoja como lo más justo. El Bayern completó su peor partido de la temporada, pero saca un punto de San Paolo que lo mantiene como líder del grupo A

Anuncios