David M.D

A finales del siglo XIX, Glasgow presumía de ser considerada “el taller del imperio”. Era una ciudad rica en materias primas y con un importante tejido industrial. Durante los convulsos años de la revolución industrial, el comercio llevó fortuna a esta ciudad del condado de Lanarkshide. Abundantes fábricas y astilleros, daban trabajo a la creciente mano de obra que se concentraba en la ciudad.

Es en este periodo es donde se fundan alguno de los clubs más conocidos hoy en día. El fútbol unificó sus reglas y pronto comenzó a expandirse por las islas británicas. En 1872, un grupo de seguidores del remo vieron a un grupo de hombres jugar al fútbol en el Green Flesher´s Haugh y decidieron crear un equipo. Más tarde en 1873, uno de ellos sugeriría el nombre de Rangers, al leerlo en un libro sobre rugby inglés.

Más

Anuncios