No recuerdo un Real Madrid – Barça tan agresivo como el de hoy desde los tiempos de Hierro y Stoichkov. Y no recuerdo haber visto nunca una primera parte tan aburrida. La explicación a la primera de las afirmaciones hay que buscarla en los banquillos y en las ruedas de prensa, en el enfrentamiento Mourinho – Guardiola y en la agresividad que han destilado la gran mayoría de las informaciones desde los medios. Más