Dio comienzo la Copa América en el Ciudad de La Plata y ya hemos tenido la primera sorpresa: la anfitriona, Argentina, no fue capaz de pasar del empate a uno ante una combativa Bolivia que, gracias a un remate de Rojas y a la complicidad de Banega en el primer palo (nadie sabe qué quiso hacer el mediocentro del Valencia), se puso por delante a los pocos minutos de la segunda mitad. La igualada llegó de las botas de Agüero que enganchó una preciosa volea tras una dejada de Burdisso con el pecho. Más