Ganó 3-0 el Barcelona a un sumiso Atlético de Madrid. 15 minutos duró la esperanza rojiblanca , ese tiempo necesitó Leo Messi para esquivar a tres defensores atléticos y dar un pase a la red. 24 goles del astro argentino , todos con diferente patrón . Los de ayer son un claro ejemplo de ello , en el primero utilizó el desborde , en el segundo la resolución y en el tercero el oportunismo.

Más