El fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, que comenzó con la toma del Congreso de los Diputados y terminó con la liberación de los parlamentarios, puso en grave riesgo la democracia española. Mientras Tejero y sus hombres mantenían como rehenes a los diputados, el Rey, desde su despacho, intentaba contener al ejército y organizar las fuerzas civiles. En medio, un complejo entramado donde Milans y Armada movían los hilos. Al fondo del escenario, España entera vivía pendiente de la radio y la televisión. “23F” es la historia de tres golpes: el de Milans, el de Armada y el de Tejero. El golpe fracasa cuando Tejero empieza a entender que ha sido utilizado. (FILMAFFINITY)

Un hecho que todos, más o menos, conocemos. Se conocen muchas versiones, y se ha hecho de todo con este capítulo de nuestra historia más moderna. Desde artículos conmemorativos hasta los más jocosos chistes. Ahora llega la película a nuestros cines, de la mano de un director que apuesta por mostrarnos lo que, supuestamente, sucedió en los pasillos de un Congreso de los Diputados que, sin lugar a dudas, sufrió las horas más intensas de su existencia.

Más