La imagen del GP: Tercera victoria seguida de Stoner y podium para el milagrosamente recuperado Colin Edwards

Llegaban las motos a Silverstone tras sólo una semana de descanso, y lo hacían con la eterna duda que siembra el cielo inglés: ¿seco o mojado? Durante el fin de semana pudieron verse las dos caras de la moneda, pero todo estaba en lo que pasara el domingo. Y como no podía ser de otra manera, llovió. Con estas condiciones y con las ausencias de Julito Simón y Ricky Cardús saltaban a pista las monturas de Moto2, que abrían la jornada debido al horario británico.

Llegaba Marc Márquez con la pole, pero con el miedo en el cuerpo tras una caída en los últimos compases del warm up matutino, que obligó a su equipo a trabajar a destajo para poder colocar la moto del catalán en parrilla con las mayores garantías posibles. Sin pilotos delante Marc hizo su mejor salida de la temporada, llegando segundo a la primera curva; pero pronto empezó a perder posiciones hasta más allá de la décima. Más