55 kilómetros separan las ciudades de Braga y Porto. 2000 han tenido que recorrer los equipos representativos de esas ciudades para enfrentarse en la Final de la Europa League disputada en Dublín. La capital irlandesa era el escenario de este duelo lusitano, que corona al Oporto como campeón de la antigua Copa de la UEFA. La lógica se impuso en un partido bastante pobre, pero suficiente para que el conjunto de Villas-Boas levantara la copa.

Más