LAMENTABLE MARAVILLA

Todos hemos visto alguna película que por sus cualidades técnicas o por su guión, sabemos que es una obra pésima que nunca debió ver la luz, pero hay veces que esa película nos gusta y es entonces cuando decimos la frase “de tan mala que es, es buena”. Quizás esto sea debido a la cercanía de los extremos o simplemente a que una parte de los seres humanos amamos lo cutre. R.O.T.O.R. es uno de los mejores ejemplos de ello. Más