Las Garantías del Apellido

Al igual que el apellido Prats en el periodismo, el apellido Cruyff es una garantía de encontrar trabajo en el fútbol. A pesar de haber jugado en dos grandes de Europa como Barça y Man U, Jordi no consiguió triunfar hasta que jugó para el modesto Alavés. Hijo del crack holandés por excelencia a sus 38 años sigue ligado al mundo del fútbol.

Jordi nació en Amsterdam en 1974, por aquellos años su padre triunfaba como jugador en el FC Barcelona y él recibió el nombre de Jordi, patrón de Cataluña. De niño entró en las categorías inferiores del Barcelona donde se pretendía recuperar el apellido baluarte del fútbol holandés y del Barça, no se hizo. Durante su adolescencia vió como su padre y su Dream Team engordaba aún más su leyenda. Jordi debutó con el primer equipo, con su padre aún en el banquillo, en una época en la que su Johan, tras una serie de fichajes desastrosos, parecía querer vengarse del club catalán. Tras sólo dos temporadas con la sospecha de la venganza de Cruyff, abandonó can Barça con destino Manchester.

Más