El paddock de la Fórmula 1 vivió ayer uno de sus más días más difíciles. Robert Kubica, piloto de la escudería Lotus Renault, sufrió un grave accidente durante los entrenamientos del rally Ronde di Andora-Memorial Roberto Melotto. Según su propio equipo, el piloto se salió de la carretera a alta velocidad y chocó contra el muro de una pequeña iglesia. Su copiloto, Jacob Gerber resultó ileso y salió por su propio pie del Skoda Fabia que conducía. Sin embargo, Kubica quedó atrapado dentro del habitáculo, entre las barras antivuelco y parte del guardarraíl de la carretera que había penetrado en el habitáculo, y tuvo que ser rescatado por los bomberos. Con múltiples fracturas en su brazo, pierna y, sobre todo, en su mano derecha, fue trasladado en helicóptero al Hospital Corona de Pietra Ligure.

Más