Si la Segunda división era un torneo bonito y emocionante este año lo va a ser  mucho más con el nuevo formato. En este, subirán automáticamente el campeón y subcampeón, y del tercero al sexto se jugarán unas rondas eliminatorias entre ellos, eliminatorias a doble partido en el que los equipos se lo jugarán todo a “cara de perro”.

Por un lado puede que  sea injusto, me explico, si el Celta, que en estos momentos está  tercero con 33 puntos  no asciende y lo hace el Elche, séptimo con 25 (ocuparía el puesto del Barcelona B) sería un poco cruel para los de Paco Herrera. Por otro lado, este nuevo formato trae beneficios para tres partes, para las televisiones, sus ingresos se duplicaran en junio, para las ciudades, las caravanas de seguidores visitantes reportaran beneficios para la hosteleria, y para la competición, se reduce la posibilidad de comprar partidos.

Más